Test de embarazo ayuda a salvar la vida de un chico de 18 años

Un intenso dolor de estómago lo acompañó durante muchos meses. Ni siquiera los médicos pueden imaginarse lo que este chico sentía. Como ninguno de los medicamentos surtía efecto, decidieron acudir a métodos menos convencionales.  

Byron, este joven de 18 años, acababa de terminar el bachillerato y padecía constantemente dolores en uno de los costados. Sin embargo, su doctor lo tranquilizó: todo se debía a dolores musculares, ya que practicaba mucho ejercicio.

Facebook/Byron Geldard

Pero los dolores empeoraban cada vez más. En una revisión médica, descubrieron que el chico tenía un tumor en el estómago. El ultrasonido reveló la verdad. Byron no padecía ningún dolor muscular, sino cáncer. La enfermedad había alcanzado los pulmones. Pero en el hospital, nadie le pudo decir exactamente de qué tipo de cáncer se trataba. Podría ser de 2 o 5 tipos distintos. Sin embargo, era vital llegar al fondo del asunto para darle el tratamiento adecuando lo antes posible. 

flickr/Butz.2013

Mientras los médicos trataban de averiguar que tipo de padecimiento tenía, a Byron se le estaban agotando las fuerzas. Desesperado, sale rápidamente de su habitación y se desploma inconsciente. El temor ante lo desconocido paraliza a este joven de 18 años. Pensaba que tenía toda la vida por delante, pero ahora tiene una enfermedad terminal y los médicos no saben cómo ayudarlo...

Facebook/Byron Geldard

Byron fue trasladado a un hospital especial para adolescentes con cáncer. Allí se le ocurrió una peculiar idea al equipo médico: le propusieron al joven hacerse un test de embarazo. Entonces ocurrió lo increíble: la prueba de Byron resultó positiva.

El resultado es absolutamente verdadero. La prueba de embarazo puede utilizarse para diagnosticar el cáncer de testículos, ya que esta enfermedad produce las mismas hormonas que el embarazo. 

Pixabay

Por fin saben exactamente qué tiene Byron. Se trata de un cáncer de testículo en la fase 4. No solo se ha extendido a los pulmones, sino también al vientre. Lo tienen que atender de inmediato para poder salvarle la vida, así que se se somete a varias sesiones de quimioterapia. Le extirpan un bulto del estómago y otro de los testículos. 

Facebook/Byron Geldard

Byron tuvo suerte: la terapia surtió efecto. "Tuve una sensación rara cuando me dijeron que estaba sano de nuevo", relata el chico. "En realidad, podía volver a mi vida cotidiana de inmediato, pero todo había cambiado. Antes pensaba que la vida te garantizaba llegar a los 85 años por lo menos. Pero la enfermedad se encargó de mostrarme mi propia mortalidad". Ahora el joven de 22 años valora su vida aun más y disfruta cada día que pasa. Nunca olvidará lo que que le salvó la vida: una prueba de embarazo. 

flickr/Esparta Palma

El resultado positivo del test tuvo un significado muy distinto para Byron que para cualquier mujer. De cualquier forma, ha cambiado su vida para siempre. 

Créditos:

www.liftbump.com

Comentarios

Más de Nolocreo