Acosan a un bebé por Facebook y la madre se venga

Nuestro bebé es el más bonito del mundo, eso es algo que todo padre y madre saben. Por eso no podemos evitar ofendernos cuando alguien hace algún comentario sobre él que no nos gusta. Pero si el comentario es algo tan feo como "¿Qué le pasa en la cara a tu hijo?", la situación toma otro matiz.

Los estadounidenses Sara Heller y Chris Eidam esperaban a su primer hijo, al que llamarían Brody, cuando el médico les mostró una ecografía en la que algo no salía bien. Les advirtió que su hijo tendría algún tipo de defecto congénito que le afectaría de por vida. Pero cuando el médico les preguntó que si querían interrumpir el embarazo, la pareja lo tenía claro: "Si nuestro hijo nace respirando, eso es suficiente para dejar que nazca".

Brody efectivamente vino al mundo, pero lo hizo con una rarísima enfermedad de la que solo se conocen 9 casos en todo el mundo. El pequeño sufre de labio leporino bilateral y trastorno de pérdida de cromosoma. Esto hace que su apariencia no sea como la de los demás niños; pero su familia, lejos de avergonzarse, comparte fotos de su hijo a diario con todos sus amigos de Facebook.

Y por supuesto, casi todos está encantados con las fotos del pequeño. Pero no todos: un comentario especialmente hiriente, el ya mencionado "¿Qué le pasa en la cara a tu hijo?". Sara simplemente respondió educadamente, pero lo cierto es que el comentario les chocó mucho, puesto que no podían creer que con tan solo 4 meses su hijo fuese víctima de bullying.

Unos días más tarde, Sara, Chris y su hijo fueron a cenar con unos amigos a un restaurante. El recuerdo del hiriente comentario aún flotaba en la mente de los jóvenes padres, que se preocupaban por el futuro de su hijo, conscientes de que su aspecto le podría causar problemas de aceptación.

Pero cuando la camarera les trajo la cuenta, se iban a llevar la sorpresa de sus vidas. "La mesa de al lado les quiere hacer este regalo", les dijo. Sara pensó que solo se trataría de un mensaje escrito en una servilleta. Pero no, era algo más: ¡Un cheque por valor de 1.000 dólares! El destinatario era "tu precioso bebé".

El donante anónimo ya se había ido cuando vieron la sorpresa, así que nunca pudieron agradecérselo. Este gesto de altruismo realmente honra a quien lo hizo. Esos 1.000 dólares irán destinados a costear las operaciones de cirugía estética a las que el pequeño tendrá que someterse.

El hecho de que alguien tuviera la mala sangre de hacer un comentario así sobre su pequeño lastimó a estos jóvenes padres, pero por suerte pronto descubrieron que no todo el mundo es así. ¡Gracias al extraño del restaurante, Sara y Chris recobraron la fe en la humanidad en un santiamén! Esperemos que el pequeño se recupere lo mejor posible y que las operaciones no le dejen secuelas. 

Comentarios

Más de Nolocreo