Hombre reduce su cáncer en un 80% en solo 3 semanas gracias a nueva dieta

El diagnóstico de una grave enfermedad siempre provoca un gran impacto. Muchas personas pierden las ganas de vivir, una reacción comprensible ante tal situación. Sin embargo, también hay personas que no se rinden ante su destino y luchan con todas sus fuerzas. El estadounidense Rob Moobery es uno de ellos. Se rebeló ante la fatalidad, y aunque el panorama se le presentaba totalmente negativo, tomó un camino poco convencional. 

Facebook/Amanda Mu Moo 

En 2011 Rob Moobery y Amanda Mutchler se conocieron mientras trabajaban en el mismo hotel-bar en Las Vegas (EE. UU). Un mes después, Rob se armó de valor e invitó a Amanda a salir. Sus esfuerzos fueron recompensados, ya que solo después de cinco meses de relación, se fueron a vivir juntos. Su vida parecía perfecta hasta que se vio ensombrecida por un dolor constante de estómago que no dejaba a Rob en paz.

Como el síntoma empeoraba cada vez más, Rob se sometió a una revisión médica. Después de consultar a tres doctores, ninguno pudo decirle qué tenía exactamente. La incertidumbre de Rob aumentó al ver que el dolor se hacía cada vez más intenso. En vista de que Rob había perdido 14 kilos de peso en el último año, uno de sus médicos reaccionó alarmado. "Ningún hombre sano pierde tanto peso en un año", así que operó a Rob y encontró algo terrible. 

Facebook/Amanda Mu Moo

Durante la cirugía, el médico le extrajo un tumor del tamaño de un puño del tracto intestinal y además descubrió que el cáncer se había extendido al hígado y otros órganos cercanos. Con mucho pesar, les comunicó a Amanda y a Rob que se trataba de un cáncer en fase 4 y que a este hombre tan joven solo le quedaban algunas semanas de vida. 

Después de este diagnóstico devastador, Rob solo quería estar con su querida Amanda. "Una noche mientras estaba al lado de Rob en el hospital de oncología, volteó hacia mí y susurró: 'Me gustaría casarme'", relató Amanda. Esta joven quería hacer realidad el sueño de su amado y se convirtió en su esposa 11 días después, justo antes de que él empezara su tratamiento de quimioterapia. 

Facebook/Amanda Mu Moo

Se suponía que la quimioterapia debería darle algo de alivio, pero el cuerpo de Rob no mostró cambio alguno. Sus médicos le sugirieron otra terapia para reducir el tamaño del tumor. Dado que este tratamiento es muy agresivo para el cuerpo y que Rob tenía pocas esperanzas, decidió tomar un camino muy poco convencional, que finalmente cambiaría su vida.

"Los dos cambiamos nuestros hábitos alimenticios y nos hicimos veganos, experimentamos con distintas hierbas, e incluso nos hicimos enemas de café", explica Amanda. Aunque los médicos los tacharon de ingenuos, ellos continuaron por este camino. Tenían la esperanza de que Rob mejorara, aunque fuera un poco. Tres semanas después de comenzar su nueva alimentación, Rob tuvo una revisión en el hospital y quedó más que sorprendido por las noticias.

Pixabay

El médico le informó a este enfermo terminal que su cáncer había disminuido cerca de un 80 por ciento desde su última revisión. Amanda y su marido se quedaron sin palabras al principio, pero enseguida los embargó una gran alegría por los resultados. Continuaron con su nueva alimentación y estilo de vida, y muy pronto las cosas mejoraron para esta joven pareja. "A finales de diciembre no quedaba rastro alguno de cáncer en el organismo de Rob", contó su esposa con una gran alegría. 

Contra todo pronóstico de los médicos, está pareja unió fuerzas para combatir el cáncer. No se sabe si fue gracias al cambio de dieta, al amor que recibió de su esposa y su familia, o su naturaleza de luchador, el hecho es que Rob logró superar el cáncer.

Hasta ahora, no hay evidencia científica de que una dieta concreta (vegana) pueda curar esta enfermedad. Es un hecho que cada cuerpo reacciona de manera diferente, y no es posible hacer una evaluación general sobre la reacción del cuerpo a la comida. Sin embargo, se ha demostrado que una dieta equilibrada y mucho ejercicio pueden reducir el riesgo de cáncer.

Facebook/Amanda Mu Moo 

La historia de Rob no es una prueba irrefutable de los efectos curativos de la dieta vegana, sino más bien un ejemplo de cómo en algunas situaciones lo mejor es escuchar tu corazón y las señales de tu cuerpo.

Desde entonces, la suerte de Rob y Amanda ha ido en aumento, ya que hace algunos meses se convirtieron en los orgullosos padres de mellizos. Además han compartido su historia con el mundo y quieren recaudar dinero para las personas con cáncer mediante una campaña de donación. ¡Estos dos luchadores son, definitivamente, un ejemplo a seguir!

Comentarios

Más de Nolocreo