Una mujer se hace una foto al día con los hombres que la acosan

Por mucho que poco a poco la sociedad esté abriendo los ojos en lo que respecta a problemas de machismo, lo cierto es que el simple hecho de ser mujer a veces puede ser motivo suficiente para que personas desconocidas te acosen por la calle. Si eres mujer seguro que sabes en qué consiste este tipo de acoso: hay sujetos que se toman la libertad de hacerte algún "piropo", silbido o, peor aún, gestos obscenos o incluso agresiones físicas.

Harta de tener que callarse cada vez que algún "caballero" decidiera hacerle comentarios sobre su cuerpo, la holandesa Noa Jansma, de tan solo 20 años, tuvo una idea para mostrarle al público cómo se siente cuando la acosan. Creó una cuenta en Instagram donde sube "selfies" con la gente que la acosa.

 

Una publicación compartida de dearcatcallers (@dearcatcallers) el

"Tras seguirme durante 10 minutos", escribe Noa sobre este hombre, "me dijo: 'Chica sexy, ¿adónde vas? ¿Puedo ir contigo?'".

 

Una publicación compartida de dearcatcallers (@dearcatcallers) el

Ey sexy chiquita! ¿Adónde vas sola?".

 

Una publicación compartida de dearcatcallers (@dearcatcallers) el

"Oye guapa, ¿por qué estás triste? ¿Por qué no me sonríes? Eres demasiado dulce para estar triste".

 

Una publicación compartida de dearcatcallers (@dearcatcallers) el

"Tras conducir despacio cerca de mí un rato me dijo: 'Sexy, ¿quieres subir a mi coche?'".

 

Una publicación compartida de dearcatcallers (@dearcatcallers) el

"Hmmm ¿quieres que nos besemos?".

 

Una publicación compartida de dearcatcallers (@dearcatcallers) el

"Yo sé lo que haría contigo, baby".

Y estos son solo algunos ejemplos de gente que ha podido capturar en imágenes, o sea que imagínate cuántos acosadores se habrá encontrado esta chiquilla en su vida. Además, esto toma lugar en las calles de Ámsterdam, una de las ciudades más progresistas y modernas del mundo, por lo tanto es fácil imaginarse que el problema será muchísimo más serio en otras ciudades y regiones en donde hay menos educación sobre este tema.

En Holanda, a partir del 1 de enero de 2018, este tipo de piropos acosadores serán motivo de una multa de hasta 190 euros (220 dólares americanos). Y ahora Noa ha decidido que su cuenta de Instagram se centrará en publicar otras fotografías que le manden chicas de diferentes partes del mundo, para que su mensaje llegue al mayor número posible de sitios.

Estamos seguros de que esta original idea ayudará a concientizar a muchas personas sobre este problema. Y recuerda, el primer paso para olvidarnos de esta lacra es educar bien en casa a nuestros hijos para que muestren respeto a las mujeres. Tal vez si se ponen en la piel de Noa cuando el hombre de la penúltima foto le dijo que le diera un beso, ningún hombre tendría corazón de decir algo así de molesto a ninguna mujer más.

Créditos:

boredpanda

Comentarios

Más de Nolocreo