Niña raptada: el chico vio que un hombre sospechoso la llevaba de la mano

En una sociedad en la que todos vamos a toda prisa a todas partes, es noticia cuando alguien se toma el tiempo de ayudar a otra persona en lugar de ignorarla y seguir caminando. En el caso de la historia que concierne a esta noticia, supuso la salvación de una niña de tan solo 11 años.

El estadounidense Nazier Elahee caminaba por la calle cuando vio una escena que le llamó la atención. Su instinto le dijo que algo no iba bien y, si bien es cierto que era posible que fuese solo una falsa alarma y que además no era asunto suyo, decidió pararse a investigar.

Nazier observó como un hombre llevaba agarrada del brazo a una niña a la que estaba casi arrastrando, aparentemente contra su voluntad. Podría haber sido su padre o algún familiar o conocido, y esta situación no hubiese sido especialmente anormal. Pero Nazier tuvo la corazonada de que algo no iba bien, por lo que no paró hasta llegar al fondo del asunto.

Tras observar a la pareja por unos momentos, hizo contacto visual con la niña. Ella se dio cuenta de que él la quería ayudar, por lo que no dudó en decirle a Nazier algo que le mandó escalofríos por todo el cuerpo: "Ayúdame".

Nazier reaccionó rápido: se acercó y le preguntó a la niña que si conocía al hombre. Cuando ella lo negó, le preguntó al hombre que qué hacía con ella, a lo que respondió que la estaba llevando a su casa. Pero a Nazier algo le olía a chamusquina, por lo que decidió llamar a la policía. Al hacerlo, el hombre salió corriendo.

La policía no tardó mucho en encontrar al sospechoso en un mercado y arrestarlo. El hombre resultó ser Jessie Woodard Jr., de 37 años. Había raptado a la niña, de tan solo 11 años. "Si él hubiera llevado a esa niña adonde sea que iba, podría haber sido violada o asesinada", cuenta Nazier. "Si hubiese podido hacer otra cosa, lo habría hecho, pero lo correcto era llamar a la policía y mantener a salvo a la niña".

Y eso fue lo que la salvó. Ahora, el secuestrador está entre rejas y la niña a salvo con sus padres. Nazier no se considera un héroe, aunque muchos lo vean así. Él solo ha hecho lo que debería ser lo normal: preocuparse e interesarse por algo aunque no le incumbiera. Y gracias a eso, la pequeña está a salvo y un hombre peligroso en la cárcel. ¡Bien por Nazier, ojalá hubiera más personas como él!

Créditos:

sosharethis, dailymail

Comentarios

Más de Nolocreo