Perro perdido regresa con una nota en el cuello

Los padres de Marolyn Diver viven junto con su perro pastor, Louie, en una granja de Alexandra, en Nueva Zelanda. Su amigo de cuatro patas y doce años de edad, solía pasear alrededor de la zona durante su juventud. A menudo, desaparecía varías horas de la vista de sus dueños. Sin embargo, a medida que Louie envejecía, sus viajes se volvían más cortos. Un día, a principios de octubre, Louie salió de la granja a dar uno de sus acostumbrados paseos y no regresó. Desapareció sin dejar rastro. 

imgur / forte10

Marolyn y sus padres estaban muy preocupados por Louie. Temían que se hubiera perdido y que no pudiera recordar el camino de regreso a casa. Después de varias largas horas de espera, los Diver por fin pudieron respirar de alivio cuando Louie apareció por la entrada de su propiedad. Sin embargo, al ver a su querido amigo de cuatro patas, se llevaron un gran susto: el perro pastor estaba completamente exhausto, jadeando por falta de agua y aire, y apenas podía sostenerse sobre sus patas.

Al principio, la familia creyó que Louie estaba herido o que alguien le había hecho daño, pero enseguida vieron que tenía un trozo de cartón atado a su collar; alguien había escrito una nota a mano:

"¡Louie es el héroe del día! Me llevó hasta donde estaba Maddy, quien se había quedado atrapada debajo de un montón de ramas. Gracias, saludos de Rob".

Los Diver sintieron un gran alivio; conocían desde hacía muchos años a Rob, el granjero que vivía con su perrita Maddy a solo un kilómetro y medio de ellos. Su nota los convenció de que nada malo le había ocurrido a Louie, pero no sabían qué había pasado exactamente, así que decidieron llamarlo de inmediato. Fue entonces cuando Rob les contó por teléfono una historia increíble. 

Facebook / Dillon Master

No solo Louie se había perdido ese día, sino también la perrita Maddy. Mientras Rob la buscaba por los alrededores, se encontró con Louie, que hizo un gran esfuerzo físico para convencerlo de que lo siguiera. El perro pastor condujo al granjero hasta una gran pila de ramas donde Maddy estaba atrapada. Rob liberó de inmediato a su mascota, quien, por suerte, no sufrió ninguna lesión durante el incidente. Después le colgó la nota en el cuello a Louie para que los Diver supieran que estaba bien y que había realizado una gran hazaña ese día.

imgur / forte10

Cuando los Diver escucharon la historia, se sintieron increíblemente orgullosos de su mascota. Esa noche y el día siguiente notaron con cierta preocupación que Louie estaba agotado debido a su acto heroico. Sin embargo, cuando Maddy vino de visita, Louie recuperó su energía de repente, y los dos perros disfrutaron ese día enormemente. ¡Y seguramente no será el último!

Créditos:

thedodo, Uplift

Comentarios

Más de Nolocreo