22 años después, encuentra en FB al hombre que la encontró abandonada en cabina

Hace 22 años, un hombre llamado Joe Campbell entró a una cabina telefónica al este de Londres para hacer una llamada. Entonces vio que alguien había dejado una bolsa de basura dentro. Molesto, la tomó para sacarla del lugar, pero en cuanto lo hizo, escuchó un ruido proveniente desde dentro. Ese fue el momento en el que su vida cambió para siempre.

Instantes antes de que Joe entrara a aquel lugar, una mujer había decidido abandonar a su bebé recién nacido. Solo dos horas después del parto, dejó a la pequeña en la cabina y llamó a una institución de caridad para que la fueran a recoger. Decía tener 6 hijos además de la recién nacida, y estar involucrada en un horrible matrimonio lleno de violencia y abusos y que, por eso, no podía llevarla a ella a sufrir ese horrible destino.

Youtube/Inside Edition

Cuando Joe descubrió a la pequeña, antes de que cualquier otra persona llegara, llamó inmediatamente a la policía y la llevó al hospital. Del hospital fue a un orfanato, donde la nombraron Kiran y la cuidaron hasta que fue adoptada. Durante toda su niñez, Joe no dejó de enviarle regalos para su cumpleaños, cartas y dinero para el orfanato. Intentó mantenerse en contacto con la pequeña y hacerla sentir querida, que no estaba sola. Incluso intentó adoptarla, pero lo rechazaron por ser soltero. 

Kiran Sheikh fue adoptada por una familia prontamente y, en consecuencia, servicios sociales le pidió a Joe que dejara de intentar comunicarse con ella. Si bien a Kiran le dijeron que era adoptada, nunca le mencionaron una palabra sobre quién la había salvado ni cómo. Joe tenía el corazón roto.

Youtube/Inside Edition

Pasaron largos años hasta que Kiran cumplió 18 años y recibió los documentos concernientes a su vida y adopción. Fue entonces cuando descubrió la existencia de un misterioso hombre que aparecía como una sombra en su vida, contactando a la agencia de adopciones, enviando regalos y dinero, y luego desapareciendo para siempre sin dejar huella alguna. Ni siquiera su nombre aparecía en los registros.

Conmovida y a la vez sorprendida, Kiran no supo cómo reaccionar. Pero 4 años más tarde, el misterio seguía presente y no la abandonaba. Así fue como decidió, el mes de agosto del año 2016, publicar su historia en las redes sociales para encontrar al buen samaritano que había marcado gran parte de su infancia.

Youtube/Inside Edition

Como ya habrás predicho, su mensaje llegó a tantas personas que, eventualmente, también llegó a Joe. Y, 22 años después de aquel día que comenzó con una llamada telefónica, Joe y Kiran se volvieron a encontrar. La joven pudo al fin expresar todo el agradecimiento que sentía hacia su héroe, y Joe pudo volver a ver a aquella chica a quien quiso como a su propia hija.

Youtube/Inside Edition

Sin duda, el poder de las redes sociales es abrumador y permite conectar a la gente como nunca antes. Joe y Kiran estaban hechos para que sus vidas se cruzaran, a pesar de lo difícil de las circunstancias y, aunque fuera 22 años después, valió la pena. Como dice el dicho urbano: “Más vale tarde que nunca”. 

Créditos:

Little Things

Comentarios

Más de Nolocreo