Bebé nace con el cerebro fuera del cráneo

ADVERTENCIA: este artículo contiene imágenes que podrían perturbar a algunos lectores. 

Thembe y Sipho Moyo, ambos de Perth, Australia, no cabían en sí de alegría al enterarse de que estaban esperando a su primer hijo. En vista de que el embarazo marchaba sobre ruedas, Thembe asistió de lo más tranquila a su revisión de rutina en la semana 21; era la primera vez que vería a su hijo en las imágenes del ultrasonido. 

Pero los médicos se quedaron atónitos al ver la pantalla. El bebé padecía encefalocele frontonasal, una deformación extremadamente rara que provoca que el cerebro del niño se desarrolle fuera del cráneo. En este caso, la hendidura estaba localizada justo encima del puente de la nariz del bebé. 

Con gran preocupación, los médicos le dieron muy pocas esperanzas al bebé aún no nacido. Hicieron su mejor esfuerzo para preparar a Thembe para lo peor, pero ella estaba convencida de que su bebé estaría bien. Por esta razón, decidió continuar con el embarazo y mantener una actitud positiva. 

Cuando el pequeño Moyo vino al mundo, lo peor apenas estaba por llegar. Solo una semana después de su nacimiento, Jayden tuvo que pasar por el quirófano, donde le esperaba un procedimiento de alto riesgo. 

Pese a los peligros de la cirugía, un equipo de 10 especialistas logró vencer todas las dificultades. Durante seis horas, acomodaron minuciosamente el cerebro de Jayden en su cráneo. Aunque se trataba de la protuberancia de este tipo más grande que habían visto en el hospital, el complejo procedimiento fue todo un éxito y salvó la vida del niño. 

Facebook/7 News Perth

Después de esperar con gran nerviosismo los resultados de la operación, los agotados padres de Jayden por fin pudieron respirar de alivio. Largos meses de preocupación habían terminado gracias al fantástico trabajo de los médicos. Jayden, por su parte, se recuperó en poco tiempo. 

Han pasado cuatro años y el bebé se ha convertido en un niño travieso y feliz al que le encanta corretear por toda la casa; está descubriendo el mundo como cualquier niño de su edad. Sus médicos han evaluado positivamente su estado actual y no creen que surjan problemas a largo plazo. De hecho, la operación fue tan exitosa que no le dejó ningún daño permanente; Jayden solo necesitará una cirugía plástica de nariz en el futuro. 

"Jayden nos hace muy felices", dijo Sipho, el papá. "Simplemente, es un niño extraordinario".

En el siguiente vídeo (en inglés) podrás ver lo bien que se ha desarrollado este niño...

Jayden y sus padres tuvieron que vivir momentos muy duros, pero no cabe duda de que esta historia tuvo el mejor de los finales posibles. Les deseamos lo mejor para el futuro. 

Créditos:

Daily Mail

Comentarios

Más de Nolocreo