Tras abortar, cuenta en FB lo que le pasó al devolver la ropa de su hijo muerto

Jacinta Masters de Mount Gambier, Australia, estaba embarazada pero ese día era uno que nunca hubiera querido vivir. La afligida mujer iba camino del hospital para dar a luz al bebé que había muerto dentro de ella. Cuando paró en la tienda donde le había comprado algunas prendas de ropa al bebé para devolverlas, experimentó algo tan gentil y alentador que tuvo que compartirlo en su perfil de Facebook. Esto es lo que escribió: 

Facebook/Love What Matters

"Esta es una carta para Jo, la mujer que me atendió esta mañana en Best and Less. 

No me conocías. Pero entré esta mañana en Best and Less para devolver unos trajecitos que había comprado para el bebé que estaba creciendo en mi interior.

Me dijeron que no podía devolverlos porque no tenía la tarjeta que usé cuando los compré. Y entonces me desmoroné y expliqué que no tenía la tarjeta conmigo, que estaba yendo de camino al hospital para que me indujeran un parto para sacar a mi bebé que había muerto, que quería devolver esa ropa ahora porque no quería verla cuando volviera a casa. En el primer segundo en el que dije esto, vi un halo de honestidad en tu cara. Conseguiste que tu jefe pasara por alto esa política de la empresa para que me devolviera mi dinero. 

Entonces me preguntaste si tenía una manta con la que poder envolver a mi bebé. No la tenía. Era una de las cosas que tenía que comprar esta mañana.

Te acercaste, me diste un fuerte abrazo y me dejaste llorar en tu hombro. Me llevaste hasta la sección de mantas y me ayudaste a elegir una. De color azul, con nubes blancas. Era perfecta. 

Cuando llegamos a la caja, intenté pagarla. Sin embargo, tú te negaste a tomar mi dinero y la pagaste de tu propio bolsillo. Todavía lloré más. Y te dije que eres un ángel. No tenía palabras. ¡No sabía cómo agradecértelo!

Lloré todo el camino hasta el hospital. Me senté enfrente del hospital durante 15 minutos, llorando y abrazando la manta de mi bebé.

No te conozco y, desgraciadamente, tampoco conozco tu nombre. Pero quiero decirte lo agradecida que estoy por haberte conocido y por lo que hiciste por mí y por mi pequeño Sammy. 

Solo quiero que sepas que abrazar esa manta mientras sentía las contracciones fue muy reconfortante para mí, al igual que poder envolver a mi pequeño en ella cuando nació. 

Nunca olvidaré lo que hiciste por mí y por mi bebé. 

¡¡De verdad eres un ángel y te lo agradezco de todo corazón!!

Créditos:

Facebook

Comentarios

Más de Nolocreo