Rescatan a husky abandonado al que le faltaba la mitad de su pelaje

Deambulaba por las calles de Sacramento (California) buscando ayuda desesperadamente. Esta pobre husky hacía tiempo que no vivía una vida digna. Al animal le faltaba la mitad de su pelaje. La sarna se había apoderado de su cuerpo y se extendía sin compasión.

Pero gracias a Dios, la compasión llegó en forma de voluntarios. El refugio para animales Front Street Animal Shelter consiguió rescatarla de esa terrible vida y darle un lugar seguro donde cobijarse y curar todas sus heridas. "Enferma, muerta de hambre, pero por fin a salvo", fueron las primeras palabras que dijeron los voluntarios cuando la husky llegó al refugio. "Con todo por lo que ha pasado, estamos muy sorprendidos de que sea tan mansa y amable con nuestro personal". Y es por esa amabilidad por la que la husky se ganó el nombre de Sugar (Azúcar). 

Facebook/Front Street Animal Shelter

A Sugar le esperaba un tiempo muy largo de recuperación en el refugio, pero con el cariño y la atención de todos los voluntarios del refugio, la perrita fue mejorando poco a poco. Unas semanas después de llegar al refugio, la tierna husky fue adoptada por una familia que la ayudaría con su proceso de recuperación. Allí se hizo amiga de otro pequeño peludo llamado Piel que también se recuperaba de sus heridas. El pobre había sufrido unas quemaduras terribles. Los dos perritos se hicieron amigos enseguida y se dieron mucha compañía. 

Sin embargo, el proceso de recuperación de Sugar no fue nada fácil. Los medicamentos contra la sarna le dieron alergia y la hacían padecer vértigos y estar desorientada. Cuando los médicos lo descubrieron, retiraron inmediatamente esas medicinas y empezaron a tratarla con baños medicinales. Y resultó que ¡a Sugar le encantaban!

Facebook/Front Street Animal Shelter

Con el tiempo, los médicos encontraron una medicina a la que Sugar no era alérgica y gracias a ella, a los largos baños y a todo el amor que su familia de acogida le dio, la dulce perrita parece otra hoy en día. ¡La recuperación es asombrosa! 

Si quieres ver más fotos sobre todo el proceso de recuperación de Sugar, échale un vistazo a este lindo vídeo:

Gracias al cuidado y al amor de los voluntarios del refugio y a su familia de acogida, Sugar pudo volver a ser el perro que siempre debió de ser. Ahora la husky puede disfrutar de la vida y hacer aquello que le encanta a todos los perros de su raza: ¡correr por la nieve!

Créditos:

Resahreworthy

Comentarios

Más de Nolocreo