Tras la cesárea, resultó que el bebé tenía algo en común con su papá y su abuelo

Durante los nueve meses de espera, uno hace muchos planes, quiere que todo salga perfecto y que la felicidad sea total. Sin embargo, puede ser que cuando el bebé llegue al mundo, nos dé una gran sorpresa.  

Aunque ya se encontraba casi al final de su embarazo, a Jordyn Eppard, de Colorado, todavía le faltaban dos semanas para dar a luz. No obstante, la madre naturaleza tenía otros planes: la joven rompió aguas de repente, el 1 de julio de este año. Jordyn corrió al hospital de inmediato, y el pequeño Beauden Eppard nació ese mismo día mediante una cesárea de emergencia.

En medio de todas estas emociones encontradas, nadie se percató de que el recién nacido compartía algo muy especial con su padre y abuelo. No fue sino hasta que recibieron el certificado de nacimiento cuando se dieron cuenta de que Beauden había nacido el mismo día que su papá y abuelo. 

La probabilidad de que esto suceda es de una entre 33.000. Los padres de Beauden dicen en broma que este nuevo miembro de la familia adelantó su llegada para mantener viva la tradición de la familia. ¡En cualquier caso, los Eppard celebrarán una fiesta triple de cumpleaños todos los veranos!

Créditos:

Shareably, Today

Comentarios

Más de Nolocreo