Conmovedor: mujer de 27 años explica lo que siente sobre la vejez de su madre

Mientras navegaba en internet me encontré con este texto increíble. Fue escrito por Steffi Dumski y fue recientemente publicado en su blog, donde se generaron comentarios y una discusión casi de inmediato. Sus palabras son tan increíblemente acertadas y tocaron tanto mi corazón que deseo compartirlas con ustedes.

Mother Daughter

“…Es sobre los padres cuando envejecen.

Recientemente, mi madre dijo: 'Hija, estoy envejeciendo'. Yo le sonreí y le dije: 'Pero si aún puedes cargar tu propia cesta', y seguí caminando. Pero no mencioné el nudo que empecé a sentir en el pecho.

En nuestra ida a casa tuve mucho que pensar al respecto; ella tenía razón. Sí está envejeciendo. No me tomen mal, ella no parece como una abuela ni se mueve como una señora de ochenta años, pero estar en sus cincuenta ya no la hace parte del grupo de jóvenes, y es evidente por su apariencia. Su cabello rubio ya no es tan rubio; sus cabellos grises se han mezclado con los de apariencia más joven.

Si piel ya no es perfecta. Pequeñas arrugas marcan su hermoso rostro, y la gravedad le ha afectado un poco. Sus glúteos, una vez firmes, están ahora algo flojos, y hay pequeños indicios de una panza. Además, parece que ahora es más bajita que yo, no mucho pero lo suficiente para notarlo.

Por supuesto que, a pesar de todo, ella sigue siendo muy hermosa. Es algo evidente que mi madre ha envejecido. A pesar que es algo lento, ella no pudo escapar de este proceso.

Cuando yo estaba más joven, jamás pensé en cómo sería si mis padres ya no estuvieran, ¿Por qué pensaría eso si ellos estaban tan jóvenes? Pero hoy, veo las cosas de manera diferente. A veces cuesta respirar. El simple hecho de que mi mamá esté envejeciendo me vuelve loca. Ya no podré andar con ella por el jardín, llevarla a todas partes conmigo, y eso me pone profundamente triste.

Cuando llegamos a casa, vi las fotografías en las que salimos mi madre y yo. Yo estaba recostada sobre su regazo y ella estaba un poco mayor de lo que yo estoy ahora. Se sintió extraño, yo tengo casi 30 años. Si ella vive hasta los 85 años, ella tendrá casi todo el tiempo de mi vida por delante. Me hubiera gustado eso cuando estaba más joven, pero ahora me he dado cuenta que el tiempo vuela. No, no solo vuela, literalmente se derrite frente a uno. Los días pasan rápido, cuando menos lo piensas es tu cumpleaños, el año ha terminado, y es tu cumpleaños otra vez. Todo pasa tan rápido, el tiempo pasa tan rápido que difícilmente hay tiempo para vivir los momentos, y sobre todo disfrutarlos.

La desilusión se apodera de uno. Ya 30 años no es nada, y si el tiempo va más rápido para mí, ¿irá más rápido para mis padres? ¿Serán solo 15 años, en mis años, ya que el reloj de ellos va más rápido que el mío? Tendré que preguntarle eso a mi madre cuando tenga oportunidad, antes de que yo misma me vuelva loca.

No tengo miedo de envejecer; tengo miedo de caer enferma, pero no tengo un verdadero temor a envejecer. ¿Pero cómo se sentirá mi madre al ver que su piel ya no se muestra tan joven? ¿Estará notando que sus glúteos ya no son tan firmes como antes? ¿Cómo se sentirá al respecto? Todas estas preguntas que nunca obtuvieran respuesta, ¿y por qué? Por el simple hecho de que nunca lo noté. Tal vez no lo quería ver.

Shutterstock/vikulin

En cuanto al nudo que siento en mi estómago, aún está allí, y lo siento mucho más. Se siente con mayor intensidad cuando pienso en el hecho de que mis padres no estarán un día. El pensamiento de perder su amor me pone triste, pero me mata la idea de no tener a alguien a quien darle ese amor que solo le das a tus padres. ¡Este amor es único, especial y completamente incondicional! ¿Hacia dónde se irá todo este amor, adónde?

Debo intentar disfrutar los siguientes años, esperando llegar a los cuarenta con mis padres y mostrarles ese amor…. No, en realidad debería abrumarlos con ese amor, para que ellos sepan todos los días lo mucho que significan para mí. Temo terriblemente no poder mostrarles a los dos todo lo que los quiero , y tener que decir al final 'me tendría que haber esforzado más'. ¡Eso no puede ocurrir, de ninguna manera! Quiero poder haberles dado todo mi amor y mirar hacia atrás agradecida por todos los momentos increíbles que pasamos.

Disfruta el tiempo con tus padres, aun si a veces pueden ser molestos cuando no pueden encender el Ipad; solo tienes unos padres. Demuéstrales lo mucho que significan para ti, no solo cuando enferman o porque te ayudaron a construir tu casa, ¡muéstraselo todos los días!

Gracias por tomarte el tiempo de leer esto.
Sinceramente,

Steffi :)". 

Estas palabras me llegaron a lo más profundo del corazón. Tengo la misma edad que Steffi, estoy concentrada en mi carrera, mis hijos me mantienen muy ocupada, y el tiempo con mis padres se vuelve cada vez más corto. Pero si de verdad quieres estar con ellos, buscarás el tiempo y todos disfrutarán de su compañía mutua. Este texto es muy inspirador. ¡Compártelo!

Créditos:

diekolumneimnetz

Comentarios

Más de Nolocreo