Hombre casado cuenta última cita que tuvo con su mamá

Esta es la historia de un hombre cuya esposa lo instó a salir con otra mujer, y que todos deberíamos tomar como ejemplo.

Chez Shea: cute corner

"Después de 21 años de matrimonio, mi esposa me obligó a que le pidiera una cita a otra mujer, llevarla a una cena agradable y ver una película. Ella me dijo: 'Te amo, pero creo que esta mujer también y creo que le encantaría pasar tiempo contigo'.

Esa otra mujer no era otra que mi propia madre, que llevaba 19 años viuda. Debido a las obligaciones del trabajo y mi familia, no podía visitarla con frecuencia.

Esa noche la llamé para invitarla a cenar y ver una película. '¿Está todo bien? ¿Te sientes bien?', me preguntó. Mi madre siempre piensa que algo va mal si la invitas a salir espontáneamente. 'Sólo pensé que sería agradable pasar un rato junto. Sólo nosotros dos', le dije. Ella lo pensó por un momento y contestó: 'Sería realmente agradable'.

Ese viernes estaba algo nervioso cuando me dirigí a su casa después del trabajo. Y cuando llegué, me di cuenta de que ella se sentía de la misma manera. Estaba parada en la puerta, esperando, con el abrigo puesto y el cabello bien arreglado. Además, llevaba puesto el vestido que había usado por última vez en su aniversario de bodas de oro. Sonreía como un ángel. 'Le conté a mis amigos que iba a tener una cita con mi hijo, y obviamente quedaron impresionados. Están ansiosos por saberlo todo', me dijo.

Fuimos a un restaurante que, a pesar de no ser elegante, era muy acogedor. Mi madre me tomó del brazo como si fuera la primera dama. Después de sentarnos, le leí el menú porque la letra era demasiado pequeña. Cuando llegué a la mitad del menú, miré hacia arriba y me di cuenta de que mi madre me estaba observando. Entonces dijo con una sonrisa nostálgica en sus labios: 'Cuando eras pequeño, siempre tenía que leerte el menú'. 'Bueno, es hora de que te relajes y de devolverte el favor', contesté.

Durante la cena tuvimos una conversación muy animada; nada en especial o particular, simplemente de cosas que nos habían pasado recientemente. Hablamos por tanto tiempo que acabamos perdiéndonos la película. Cuando llegamos a su casa más tarde esa noche, me dijo: 'Realmente me gustaría volver a salir contigo, pero sólo si yo invito'. Y acepté.

'¿Cómo estuvo la cita?', preguntó mi esposa cuando llegué a casa. 'Maravillosa. Mucho mejor de lo que había imaginado', contesté.

Unos días después, mi madre murió de una insuficiencia cardíaca. Sucedió tan rápido que no tuve oportunidad de hacer nada por ella. Poco tiempo después, llegó un sobre del mismo restaurante que visitamos aquel día, de nuestra cita, con una copia de una factura en su interior. En una nota adjunta a la misma, mi madre había escrito: 'He pagado la factura por adelantado. No estaba segura de si llegaría, pero me aseguré de pagar por dos personas: para ti y tu esposa. No tienes idea de lo mucho que significó esa noche para mí. ¡Te amo!'

En ese momento, me di cuenta de lo importante que es decir "te amo" cuando tengas la oportunidad de hacerlo. Y lo importante que es dedicar tiempo a nuestros seres queridos, ya que se lo han ganado. Aprovecha cada momento con ellos, porque pasar tiempo con ellos no puede esperar.

Untitled

La moraleja de esta historia parece . Comparte esta historia sobre lo importante que es la familia.

Créditos:

webfail.com

Comentarios

Más de Nolocreo