Antes de sucumbir al cáncer, escribe carta a la nueva mujer de su esposo

Brenda Schmitz es una mujer muy especial. Cuando le dieron el diagnóstico de cáncer no cayó a un hoyo negro como muchas otras personas. No, rápidamente aprendió a vivir con la horrible realidad de que sus días estaban contados. Especialmente ante su esposo David quería verse tranquila y confiada. Pero lo que ella hizo para seguir ocupando un lugar especial en su corazón cuando ella ya no estuviera es estrecemedor.

Esta es una foto de Brenda, la admirable esposa de David. Un poco antes de morir ella escribió una carta a su esposo con sus últimos deseos. Ella arregló todo para que su mejor amiga recibiera la carta primero y le diera sus instrucciones a David cuando él se enamorara de nuevo. Y todo sucedió como ella quiso que fuera.

Imgur

Esta es la carta completa:

Hola, mi nombre es Brenda Schmitz. Cuando reciban esta carta es porque yo ya habré perdido mi batalla contra el cáncer de ovarios. Escribí esta carta para que una gran amiga se la entregue en el momento indicado. Tuve que escribir en una computadora porque mis manos ya tiemblan demasiado y me fue imposible escribirla. Le pedí a mi amiga que cuando mi amado esposo David hubiera pasado página y conocido a alguien con quien quiera compartir su vida de nuevo, le enviara esta carta a todos ustedes.

Siempre disfruté de las Navidades todos estos años. Es increíble todo lo que ustedes hacen por la gente y hacen un gran trabajo dando ejemplo de lo que la Navidad realmente es. Mientras pensaba en mis últimos días en este mundo, le dije a David que cuando yo me fuera deseaba que siguiera adelante con la actitud y el coraje que yo sé que él tiene. Es un gran esposo y un gran padre, pero también sé que todo esto es demasiado difícil para él. De hoy en adelante él es quien debe tomar las mejores decisiones para nuestra familia, y después llegará el día en que tenga que encontrar a una buena mujer, que sea compasiva y amorosa para que lo ayude a seguir criando a nuestros hijos. Debe ser una gran mujer a la que me hubiera encantado conocer, pues para aceptar cuidar a una familia grande con amor y devoción se debe tener un gran corazón. Le di a mi amiga muchas cosas por hacer, y esta carta es una de ellas cuando el momento llegara.

Tenemos cuatro chicos, Carter, Josh, Justin y el pequeño Max. Max apenas tiene dos años, y a mí me diagnosticaron justo después de su primer cumpleaños. Ningún niño tan chico como Max debe perder a su madre, y se me llenan los ojos de lágrimas al pensar en esto. Dios santo, voy a extrañar el verlo crecer a él y a los demás muchachos. Me hubiera encantado poder ver cómo se convertían en hombres de bien. Le he pedido tanto a David que no permita que se olvide de mí. Es un niño tan genial, bello e inteligente. Amo a todos mis chicos, y mi favorito siempre ha sido el que esté parado frente a mí. 

La razón por la que escribo es esta: tengo un deseo. Tengo un deseo para David, los muchachos, la mujer y su familia si es que también tiene hijos. Quiero que sepan cuánto los amo y quiero que se sientan seguros en este mundo que a veces puede ser difícil. Espero que este pequeño acto que ustedes pueden hacer por mí pueda ayudarlos y cambiar sus vidas para siempre y así sabrán que yo siempre estaré con ellos. 

Primero, con la nueva pareja de David. Un día, o mejor un fin de semana completo llévenla a un spa, salón de belleza, en donde la consientan y le arreglen el cabello, el maquillaje, la lleven de compras o a pasear. Lo que sea. Ella se lo merece. Ser la madrastra de todos esos niños no debe ser fácil, y especialmente darle al pequeño Max ese amor maternal que solo ella puede darle. Háganla sonreír y que sepa que todos sus esfuerzos son valorados y agradecidos por mí. Quiero decirle que la perseverancia es lo más importante. Gracias. Te amo, quienquiera que seas. Háblame, siempre te escucharé. Y para la familia: un viaje mágico a algún lugar en donde puedan disfrutar de su compañía y amor como familia y puedan construir recuerdos que se quedarán con ustedes para siempre. Finalmente, a los oncólogos del Hospital Mercy y a las enfermeras del ala sur. Dr. Carlson, Dr. Turner, Deb Schnoor, Marie Rudolf. Una noche de fiesta, comida, bebidas y diversión por todo lo que hacen con todos los pacientes de cáncer que atienden. 

Dios los bendiga y los mantenga a todos a salvo. Gracias por todo. Los deseos están para expresarse. Vuestra Brenda.

Todos los años, la estación de radio local cumple los mejores deseos de Navidad. Todos se conmovieron hasta las lágrimas cuando recibieron la carta de Brenda y quisieron ayudarla.

Imgur

El primer deseo de Brenda fue un día de spa para el nuevo amor de David. Brenda escribió: “Ella lo merece, porque ella es ahora la madre de mis muchachos. ¡Necesitará mucha fuerza para eso!“

Imgur

También deseó un viaje inolvidable para toda la familia, para que lo disfruten juntos. “Es algo que los unirá mucho y podrán sacar fuerza de esto”

Imgur

Y por último Brenda pidió que la gente del Hospital Mercy, en donde fue tratada, tuviera un día lleno de diversión y alegría. Ella realmente pensó en todos.

Imgur

David siempre supo que Brenda estaría a su lado. El día que ella murió hubo un doble arcoíris. Su canción favorita era “En algún lugar del arcoiris”. Esto no pudo haber sido una coincidencia.

Imgur

Brenda también escribió una carta para Jen, el nuevo amor de David. En esa carta le agradecía por todo y les deseaba todo el amor del mundo.

Imgur

La estación de radio junto con patrocinadores locales, lograron cumplir todos sus deseos. Hasta lograron mandar a toda la familia a Disney World. ¡Inolvidable!

Imgur

Estoy seguro de que Brenda necesitó mucho valor para escribir esta carta. El saber que iba a morir y que su familia seguiría adelante sin ella. Brenda era un alma pura que peleó hasta el final y siempre pensó en su familia.

Por favor comparte esta historia tan maravillosa, para que otros puedan saber de la fuerza, la valentía, generosidad y el amor de esta bella mujer.

Comentarios

Más de Nolocreo