Embarazada a cuya fiesta de bebé nadie quiere ir recibe paquetes de desconocidos

En Estados Unidos es normal que las embarazadas celebren una fiesta para su bebé en la que los invitados pasan un rato con la futura mamá y le hacen regalos para su bebé. Así que cuando Bailey Bealefield estaba esperando con ilusión a su pequeña Braeylynn quiso hacer la tradicional fiesta. Pero sus planes no salieron como ella esperaba. 

Imgur

Bailey había hecho una lista de regalos para que los invitados pudieran elegir algo y llevarlo a la fiesta. Sin embargo, unos días antes del momento señalado, una amiga de Bailey vio que nadie había confirmado su asistencia a la fiesta ni la compra de ninguno de los regalos de la lista. 

Imgur

Esta amiga de Bailey la conocía desde hacía 10 años y no iba a dejar que la fiesta de su amiga quedara arruinada solo por el mal hacer de algunas personas. Así que decidió pedir ayuda en internet. Los artículos de la lista costaban de 0,97 céntimos de dólar a 27 dólares, precios más que razonables. Contó la historia en un post de Reddit y no tardó en recibir la ayuda que tanto necesitaba.

Imgur

¡Los paquetes empezaron a inundar su puerta pocos días después! ¡Qué maravilla! Obviamente, la amiga de Bailey los dejó escondidos en su casa a la espera de que el día de la fiesta llegara y poderle dar la gran sorpresa a Bailey. 

Imgur

El día de la fiesta por fin llegó y al final fueron un total de 10 asistentes. Comieron, hablaron y jugaron a un par de juegos. Bailey abrió los regalos y cuando pensaba que la fiesta se iba a terminar... su amiga le dijo que tenía una sorpresa para ella en el auto. 

Imgur

¡Y vaya si fue una sorpresa! TODO lo que Bailey había incluido en su lista estaba allí. Gracias solo a un gesto solidario de personas que no la conocían de nada.

Imgur

A medida que Bailey iba abriendo regalos, su sonrisa crecía y crecía cada vez más. Los desconocidos que la ayudaron no solo consiguieron regalarle todo lo que necesitaba para su bebé, sino que hicieron que Bailey se sintiera amada. 

Imgur

Los regalos, además, incluían pequeñas dedicatorias que Bailey leyó una a una. Su madre, entre lágrimas y sacudiendo la cabeza, solo podía decir: "Todavía hay buena gente en este mundo". 

Imgur

Bailey dijo que nunca antes se había sentido mejor. ¡Su bebé iba a tener de todo!

Imgur

Bailey nunca olvidará este día. Es el día en el que aprendió dos cosas: que tiene una amiga que haría cualquier cosa por ella y que la generosidad de algunas personas no tiene límite. Ojalá estos maravillosos gestos inspiren a los demás para hacer lo mismo.

Créditos:

Little Things

Comentarios

Más de Nolocreo