7 cosas insospechadas que los perros pueden oler

Se sabe que los perros tienen un olfato superdesarrollado. No por nada uno acerca la mano a un perro de apariencia amistosa para saludarlo y permitirle que nos huela. Después él decide si le gustamos o prefiere mantener su distancia.

En las últimas décadas se han realizado numerosos estudios sobre los sensores tan finos que posee el olfato de estos peludos. Los resultados superan incluso las expectativas más audaces. Todos los dueños de perros que siempre han informado sobre las premoniciones de sus amigos de cuatro patas han obtenido finalmente la confirmación: sí, los perros perciben muchas cosas antes que los humanos, porque su nariz ya se las ha dicho.

1. Embarazo

 

 
 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Ein Beitrag geteilt von Gerhard Rainer (@g____rainer) am

Los perros pueden percibir hasta los cambios más pequeños en el olor corporal de sus amos. Durante el embarazo, se producen cambios hormonales drásticos en el cuerpo, y un perro notará desde el principio que algo es diferente de lo habitual. Tal vez también se moleste al principio porque su dueña de repente huele como alguien completamente distinto.

2. Identidad

Imgur/funky1994

Los perros reconocen a los demás no tanto por su apariencia sino por su propio y típico olor. Si te disfrazas de forma profesional, puedes engañar a otras personas, pero un perro a lo sumo estará un poco confundido hasta que se acerque a ti y te identifique por tu olor. Entonces no habrá más dudas, las pelucas y las narices falsas no ayudarán. Los perros bien entrenados pueden incluso distinguir a los gemelos idénticos por sus olores.

3. Cáncer

 
 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Ein Beitrag geteilt von Joey The Shih-Poo (@joey.the.shihpoo) am

El cáncer altera la forma en que nuestras células trabajan, provocando que estas se reproduzcan de forma incontrolada y formen tumores. Las células enfermas producen una proteína especial que puede ser olfateada por los perros. Las investigaciones han demostrado que esto no es un mito: los perros pueden oler el cáncer de pulmón en el aliento, y el cáncer de próstata en la orina del enfermo.

4. Ataque epiléptico

 

 
 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Ein Beitrag geteilt von André (@andrechaussures) am

Los perros pueden anticipar un ataque epiléptico en los humanos hasta 45 minutos antes de que comience. Se supone que la convulsión va precedida de un cambio muy específico en el olor corporal. Los perros a menudo empiezan a ladrar agresivamente para dar aviso a los humanos.

5. Interacciones con otros perros

 

 
 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Ein Beitrag geteilt von Mariam Gochelashvili (@mariam_gochika) am

Una situación conocida: has acariciado a otro perro en el camino y cuando vuelves a casa tu propio amigo de cuatro patas no deja de olerte con interés. ¿Qué es lo que percibe en este caso? Por ejemplo, la raza, el sexo y el estado de ánimo del otro perro. ¡Increíble!

6. Cambios en los niveles de azúcar en la sangre

Los estudios han confirmado que los perros pueden oler los bajos niveles de azúcar en la sangre, ya que el sudor huele diferente. Para las personas diabéticas, tener un perro puede ser de gran ayuda, ya que este puede enviarles una señal de advertencia cuando perciba este desajuste.

7. Tormentas y mal clima

 

 
 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Ein Beitrag geteilt von ODIN Training and Kennel (@odintrainingandkennel) am

Si los animales de repente buscan un refugio sin razón aparente, los humanos deberían seguir su ejemplo, ya que hay algo anormal que está en el aire. Los perros pueden sentir los más mínimos cambios en el aire y también son muy sensibles a las vibraciones del suelo. Si el perro se escapa sin motivo aparente, entonces hay que ir detrás de él.

Es difícil creer lo que los perros perciben a través de su fina nariz si lo comparamos con la capacidad olfativa de los humanos. De ahora en adelante hay que poner más atención a su comportamiento y tomar en serio sus ladridos de advertencia, ya que podrían salvarnos la vida algún día.

Créditos:

Brightside

Comentarios

Más de Nolocreo