32 fotos de Australia que te dejarán sin aliento

Australia es uno de los destinos más solicitados por los viajeros, sobre todo por aquellos que viajan con la mochila en la espalda. Oceanía, el continente donde se encuentra este país, es único en muchos sentidos: paisajes espectaculares, ciudades fascinantes y un clima perfecto. Pero también hospeda a los animales más peligrosos del mundo, de tal manera que las fotos de tus vacaciones pueden ser únicas y envidiables, pero también pueden causar náuseas y escalofríos. No hay nada más seguro que quedarte en casa, pero tampoco nada más aburrido. Aquí tienes 32 fotos para explorar la vida salvaje de Australia desde la comodidad de tu sofá:

No se puede confiar en las serpientes australianas: se comen todo lo que encuentran a su paso.

Imgur

Imgur

Incluso los mamíferos más robustos pueden sucumbir ante las serpientes.

Imgur

También los habitantes de las ciudades deben tener cuidado. Pero los australianos saben cómo manejar la situación sin que cunda el pánico. 

Imgur

Las serpientes pueden deslizarse a través del alcantarillado y aparecer en el inodoro. Esta idea suele provocar muchos escalofríos en la espalda.

Imgur

Las serpientes posadas en el ala del avión no son patrimonio exclusivo de las películas de terror. 

Imgur

Se ocultan en cualquier lugar, también en los agujeros pequeños, así que hay que revisar todos los botes a nuestro alrededor diariamente. 

Imgur

También debes tener cuidado con los cocodrilos, no importa si son pequeños...

Imgur

... o tan enormes como este.

Imgur

No solo se esconden en el agua...

Imgur

Si uno tiene mala suerte, puede encontrárselos en la calle frente a frente. Imagínate que estás dando un paseo por la ciudad y, de repente, te encuentras con su enorme hocico abierto. ¡Paro cardíaco seguro!

Imgur

Sin duda, los cocodrilos también le temen a las devoradoras serpientes. 

Imgur

Cuando te bañes en una playa australiana, mantén los ojos bien abiertos, no sea que un tiburón se acerque en busca de comida. 

Imgur

Pero por lo menos, los tiburones se quedan en el agua. 

Imgur

Aun así, cuentan con un peligroso enemigo terrestre: el dingo, una subespecie del lobo. 

También el pez piedra es muy peligroso: nada menos que el pez más venenoso del mundo. 

Imgur

Cuando tiene la mala suerte de tocarlo, debe pagar las consecuencias. Una razón más para ver el mar de lejos o meterse con botas de goma. 

Imgur

Pero las botas no te salvan cuando se trata de una medusa gigante. 

Imgur

Esto es lo que pasa después de un encuentro involuntario con una cubomedusa.

Imgur

Las más peligrosas son las diminutas medusas que apenas si puedes ver. Una irukandji es 100 veces más venenosa que una cobra.

Imgur

Este animal, el pulpo de anillos azules, no es muy grande, pero es mortal para los humanos. Y no hay antídoto.

Imgur

Pero también hay peligros invisibles. Todo aquel que se baña en este lago corre el grave riesgo de contraer una infección en el sistema nervioso.

Imgur

Pero el peligro puede estar en el aire: estos murciélagos frugívoros pueden transmitir enfermedades. Aunque, después de todo, son más bonitos que otros animales. 

Imgur

Aunque no son tóxicos, estos granizos sí son peligrosos. En cuanto empiezan a caer, hay que buscar protección de inmediato. ¡Qué horror estar bajo una tormenta de piedras blancas!

Imgur

Tampoco son venenosos, sin embargo, los grillos topo pueden alcanzar los 10 centímetros de longitud.

Imgur

Al igual que los saltamontes, los escarabajos soldado se agrupan en enjambres gigantescos.

Imgur

A estas arañas venenosas no les gusta la soledad, quizás por eso les gusta trepar cuerpos humanos.

Imgur

Imgur

Las garrapatas también son arácnidos. No solo chupan sangre sino que transmiten enfermedades peligrosas.

Imgur

En esta zona los ciempiés son tan grandes que incluso libran batallas con las serpientes. 

Imgur

Además, los ciempiés pueden aparecerse en grandes cantidades.

Imgur

Quizás estos gusanos de lluvia gigantes sirven también como carnaza para tiburones. 

Imgur

Estas imágenes nos dejan una gran lección: para ir a Australia se necesita ropa segura y mucha sangre fría en las venas. Pero no te preocupes, los millones de habitantes y turistas suelen salir sanos y salvos de sus paseos. Lo más probable es que sea más seguro de lo que imaginamos y que estas fotos solo representen casos aislados. Lo mejor es consultar a los nativos de la zona.

Créditos:

mouldybanana

Comentarios

Más de Nolocreo