15 gatos traviesos que no se avergüenzan ni un poquito

Los gatos no se lo piensan dos veces a la hora de hacer lo que quieren. En sus mentes seguramente son los dueños de la casa en la que viven, y en la que casualmente también habita un ser de dos patas. Y si este está enfadado por algún motivo, ¡no hay remordimiento que valga!

Estos 15 dueños de gatos cuentan en Internet los "delitos" de sus peludos amigos, que no se avergüenzan ni por asomo:

1. "Me llamo Atticus. Estuve 2 días en Urgencias, pero resulta que solo estaba estreñido. Mi gigantesca caca salió por 2028 euros".

2."Me llamo Yuki y soy adicto a los hidratos de carbono. Mastiqué un pan empaquetado y me hice el tonto cuando mi dueña lo vio".

3. "Mi nombre es Zosha y uso el mando a distancia de almohada. Y amenazo a cualquiera que quiera cambiar el canal".

4. "Robé jamón para mi almuerzo. Mis dueños son vegetarianos, así que nuestros vecinos han tenido que notar algo".

5. "¡Esto ya estaba así cuando llegué!".

6. "Esta es Matilda. Aunque bloquee la vista, le encanta participar en el Mundial".

7. "Intenté derribar las banderas de detrás. Cuando mi dueño trató de impedírmelo, esta fue mi respuesta". 

8."Anoche vomité no en el suelo, sino en la cama de mi dueña. Pero lo hice junto a la almohada, para que no lo pisara. ¿No soy considerado?".

9."Solo me han adoptado temporalmente, pero quise dejarle una huella a mi papá adoptivo de recuerdo". 

10. "Me llamo G.G. y hago caca en la maceta porque soy una princesita“.

11. "Había una mosca".

12."Mis dueños tienen una cama enorme y yo me tumbo al lado de mi dueño para que no tenga sitio". 

13."Mi dueña me ha comprado un árbol rascador que yo ignoro". 

14."Soy cleptómano y estas son las cosas que robé y escondí bajo la cama de mi dueña". 

15. "Me llamo Teddy. Después de que mis papás pintaran, decidí revolcarme en el resto de pintura y pintar la alfombra también. Esta es mi cara de arrepentimiento". 

A estos gatos los pillaron con las manos en la masa y sus caras son para morirse de la risa. Pero cuando estos delincuentes peludos se enroscan en la pierna de uno, es imposible enfadarse con ellos por mucho tiempo, ¿no crees? ;-)

Créditos:

Bored Panda

Comentarios

Más de Nolocreo