10 motivos banales por los que estas personas pidieron el divorcio

Cuando dos enamorados caminan por el pasillo rumbo al altar, han tomado la decisión de pasar el resto de sus vidas juntos. Desafortunadamente, esto es más una fantasía que una realidad, como demuestran numerosas estadísticas. Por ejemplo, en 2018, más de 163.000 parejas en España se dieron el "sí quiero", pero más de 95.000 matrimonios se divorciaron en el mismo período.

Sin embargo, nadie debe sacar conclusiones erróneas a la vista de estas cifras: divorciarse no es una decisión fácil. A menudo, los hombres y mujeres insatisfechos luchan con este pensamiento durante mucho tiempo antes de llevarlo a cabo. Sin embargo, a veces se casan dos personas que no encajan desde el principio, como muestran los siguientes 10 casos. Para algunos cónyuges, hubo pequeñas cosas o situaciones que resultaron ser una razón suficiente para solicitar el divorcio:

1. Muy poco maquillaje

 
 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ein Beitrag geteilt von Trang Do & Team (@trangformation) am

Para un marido árabe, la apariencia de su novia había jugado un papel decisivo para elegirla como esposa. El hombre de 32 años pidió inmediatamente el divorcio cuando vio a su mujer sin maquillaje por primera vez. La acusó de engañarlo con pestañas postizas y otros productos de belleza. El matrimonio duró solamente seis meses.

2. Viejas cartas de amor

Una aventura es una aventura, no importa hace cuánto tiempo sucedió. Un hombre de 99 años de Italia sostuvo esta opinión hasta la última consecuencia. Después de encontrar viejas cartas de amor de su esposa a un amante en los años 40, se divorció de ella. Aunque los dos llevaban casados casi ochenta años, el hombre no podía perdonar a su esposa. Si bien una aventura no es una razón banal para pedir el divorcio, hacerlo varias décadas después de la ofensa, también puede ser absurdo.

3. Ignorar los mensajes

En Taiwán, una mujer se separó de su marido, entre otras cosas, porque él ignoraba sus mensajes. Al igual que el popular WhatsApp, el servicio de mensajería instantánea "Line", muy utilizado en Asia, también ofrece una función de "leído". No importaba qué mensajes enviara la esposa a su marido, él nunca se los respondía. Incluso en el Juzgado de divorcios, los ganchitos azules sirvieron como prueba de que su matrimonio estaba roto.

4. Situación sentimental

Relación sentimental

A veces un clic hace la diferencia entre la felicidad marital o el estrés del divorcio. Esta fue una lección para un hindú recién casado que simplemente no había encontrado tiempo para cambiar su estado de relación en Facebook de "en una relación" a "casado". Su novia perdió la paciencia dos meses después del matrimonio y exigió el divorcio. Me pregunto cuánto tiempo le tomará cambiar su estatus a "soltero" ahora.

5. Limpieza y orden

Muchas parejas discuten sobre el orden y la limpieza de su espacio común. O mejor dicho: sobre la falta de orden y limpieza de uno de los dos. Pero también hay casos al revés: una esposa se divorció de su marido porque era demasiado limpio. Durante años el marido hizo todas las tareas domésticas con gran diligencia y amor al orden. Sin embargo, cuando derribó un muro y lo reconstruyó porque se había ensuciado, la paciencia de la esposa finalmente se terminó. El matrimonio duró quince años.

6. Apodo gracioso

"Querida", "conejito" o "ratoncito": probablemente a ninguna esposa le importaría ser llamada así por su pareja. Pero no todos los hombres eligen un nombre o apodo halagador para su pareja, como notó con horror una mujer de Arabia Saudita. Un día, ella descubrió que él había guardado su número en su teléfono bajo el nombre de "Guantánamo"  (como el campo de prisioneros de Estados Unidos). A él le pareció gracioso, ella decidió pedir el divorcio.

7. Lavar los pecados

Algunos aficionados al fútbol parecen amar este deporte y a su equipo favorito más que a su propia pareja. Esto es exactamente lo que la esposa de un fanático tuvo que experimentar. El marido había coleccionado autógrafos de jugadores en una camiseta que su esposa tiró un día en la lavadora. Las firmas se desvanecieron, al igual que su amor por ella.

8. Voto equivocado

If it comes down to it in the elections....

No solo en el trabajo es mejor abstenerse de discutir sobre política. Tales discusiones suelen dar lugar a peleas y resentimientos innecesarios. Aparentemente, las parejas casadas también deberían tomar este consejo en serio, como muestra un caso en Estados Unidos. Una mujer californiana se separó de su marido después de más de veintidós años de matrimonio porque él había votado por Donald Trump en las elecciones presidenciales de 2017.

9. Platos sucios

Dicen que las pequeñas cosas hacen que la vida sea hermosa. Por consiguiente, la antítesis también debe ser correcta. Un ejemplo de ello es el siguiente caso de separación: una esposa dejó a su marido por un mal hábito. El marido ponía siempre los vasos que usaba en el fregadero, a pesar de que el lavavajillas estaba justo al lado. Un día simplemente hubo una gota que derramó el vaso.

10. Malos modales en la mesa

Aunque los modales en la mesa ya no son tan importantes como hace unas décadas, esto no significa que nadie los valore ya. Para una mujer de Kuwait, esto se convirtió en un motivo de separación. Una semana después del matrimonio, la mujer quería divorciarse porque su marido comía guisantes con pan y no con un tenedor. Sin etiqueta, no hay matrimonio.

Estas historias muestran que nadie debe contraer matrimonio sin pensárselo muy bien. Por lo tanto: ¡mantén los ojos bien abiertos al elegir una pareja!

Imágenes en miniatura: © Instagram/trangformation

Créditos:

brightside

Imágenes en miniatura: © Instagram/trangformation

Comentarios

Más de Nolocreo