Una mujer comparte su pesadilla de violencia doméstica

Hace un par de meses este caso sacudió a mucha gente en los Estados Unidos: un hombre de Colorado asesinó a su esposa embarazada y a sus dos hijas pequeñas. En medio de la conmoción, muchos se preguntaban: ¿Cómo puede un hombre que parecía un padre y un marido cariñosos ser capaz de semejante acto de violencia? 

La respuesta es que la violencia doméstica tiene lugar a puerta cerrada y que los perpetradores suelen mostrar allí dentro su verdadero rostro. La estadounidense Julie Starr aprovechó la tragedia para contar su propia pesadilla, que una vez tuvo lugar dentro de sus cuatro paredes:

"Las noticias de Colorado me llegan al corazón. Lo que duele es que todos escriben que nadie 'sabía' nada. En los medios sociales, la víctima publicó fotos de una familia feliz. Su familia y amigos no tenían "ni idea de que había problemas". Era un gran tipo, un gran marido y un gran padre, ¿cómo podía hacer algo así?

Porque lo hizo cuando nadie miraba.

No escribo esto para llamar la atención, lo estoy viviendo. Cuando lo dejé, todos se sorprendieron. Me preguntaron por qué no me había quedado más tiempo, por qué abandoné el matrimonio tan rápidamente.

¿Por qué me fui? Para que mi hija y yo pudiéramos estar a salvo. Esto va a doler ahora..., no solo un poquito.

¿El hombre que amas te llama perra?, ¿te llama puta? Eso no es amor.

¿Te escupió en la cara el Día de la Madre? Eso no es amor.

¿Te llamó 'culo gordo' después de dar a luz a su hijo? Y te dijo: 'Nadie te querrá nunca, mírate'. Eso NO ES AMOR.

¿Te empujó tan fuerte que te caíste en la mesa de café? ¿Y cuando intentaste alcanzar tu celular, él lo escondió para que no pudieras llamar a la policía mientras lloraba y te pedía disculpas por lo que acaba de hacer? No se arrepiente de verdad, y eso no es amor.

¿Hizo agujeros en las paredes de la casa? ¿En la puerta de tu dormitorio? ¿En la puerta del baño porque querías ducharte, pero él quería seguir discutiendo? Eso no es amor.

¿Te aplastó deliberadamente la mano con la puerta para que tuvieras que ir a la sala de emergencias a hacerte una radiografía y te avergonzaras demasiado como para contar lo que realmente pasó? Eso no es amor.

¿Te dejó fuera de casa un día de invierno sabiendo que solo llevabas una camiseta? ¿Y se rió en tu cara antes de cerrarte la puerta? Eso no es amor. 

¿Hace todo esto cuando no hay nadie más cerca? ¿Todos los que lo conocen lo aman porque no tienen idea de quién es realmente?

Él no te ama.

Si alguna vez has llorado hasta quedarte dormida, has rezado para que cambie, has rezado para tener el valor de abandonarlo.

¡Entonces vete! Ahora.

Vete antes de que salgas en las noticias. Vete antes de que tu familia se pregunte cómo sucedió esto. Porque no tenían ni idea.

Él es fuerte, pero tú eres más fuerte.

Hay buenos hombres ahí fuera. Hombres que no levantan la voz, y mucho menos la mano. ¡Encuéntralo! Entonces sabrás lo que es el amor".

Palabras muy duras de una madre que ya vivió en el infierno a su corta edad. A través de su honestidad desea llegar al corazón de todas las afectadas que aún se encuentran en la misma situación. Que aún no han encontrado la fuerza o el coraje para dejar a su violento compañero.

No es una tarea fácil, porque el abuso físico suele ir acompañado de violencia psicológica y manipulación por parte del agresor. 

 
 
 
 
 
Sieh dir diesen Beitrag auf Instagram an
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Ein Beitrag geteilt von Saskia (@ink_fit_sassii1993) am

Solo en Latinoamérica, mueren cinco mujeres al día a causa de la violencia machista. Según las estadísticas, el número delitos violentos contra las mujeres también ha aumentado durante los últimos años. Solo en 2016 se registraron 1831 feminicidios en la región. 

Una razón más por la que la violencia doméstica no debe seguir siendo un tema tabú.

Créditos:

Love What Matters

Comentarios

Más de Nolocreo