Niño elige al perro más viejo del refugio animal

Lo que le sucedió a Tristan Reese es el sueño de muchos niños: su madre lo llevó a a un refugio animal y lo dejó elegir un perrito. Emocionado le contó a un empleado que quería un animalito al que hacer mimitos. Enseguida se fijó en un perrito muy especial: Shey.

Al pequeño caniche lo había traído su familia hacía unos meses al refugio: se mudaban a otra ciudad y no podían llevárselo con ellos. Cuando llegó allí, no estaba en buenas condiciones. Probablemente no había estado nunca en un veterinario: apenas podía ver y tenía los dientes casi podridos. 

Los cuidadores del centro lo llevaron de inmediato a un veterinario, pero este no pudo hacer nada por la vista o los dientes del animalito. Además, el veterinario determinó que el perro, que tenía 14 años, estaba completamente sordo de ambos oídos. Para el personal del centro no era nada fácil encontrarle hogar a un perrito tan mayor y enfermo. La mayoría de las familias solo están interesadas en mascotas jóvenes y sanas. 

Pero cuando Shey y Tristan se conocieron, hubo una conexión especial entre ambos. Shey se sentó en el regazo de Tristan, donde permaneció durante el resto de la visita. Le hizo mimitos a Tristan y dejó que este le acariciara. "Shey es muy lindo y le encanta acercarse a la gente", explicó la directora del centro. Tristan había tomado una decisión.

Los cuidadores le explicaron a Tristan que Shey necesitaba cuidados especiales. Tristan comprendió y anotó meticulosamente en un cuaderno todos los cuidados que el caniche necesitaba. Cuando vieron lo afectuoso y respetuoso que era Tristan hacia el perrete, no tuvieron dudas.

De esta forma, Heather y Tristan pudieron llevarse a su nuevo amigo a casa. Shey encontró pronto su lugar favorito en su nuevo hogar: los brazos de Tristan. El amor de su nuevo dueño hizo que la espera de Shey en el refugio valiera la pena.

Tristan piensa que no solo los cachorritos sanos merecen amor: ¡también los perretes viejos y no del todo sanos! Es maravilloso que un niño tenga un corazón tan grande. 

Créditos:

thedodo

Comentarios

Más de Nolocreo