Tras 4 abortos en 10 años pareja queda embarazada de cuatrillizos

Cuando una pareja siente que ha llegado el momento de tener hijos, suele poner muchas esperanzas en ello. Pero es muy desalentador cuando, una vez encontrada la pareja ideal y teniendo los medios necesarios para criar a un hijo, surgen imprevistos.   

pixabay/egor105

Allyson y Tony Ponto, de Minnesota, EE. UU., llevaban diez años intentando tener hijos. Durante ese largo periodo, la pareja vertió muchas lágrimas después de cada uno de los cuatro abortos sufridos. Cuando los médicos confirmaron que Allyson tenía problemas de fertilidad, los Ponto se negaron a rendirse pese a los difíciles momentos vividos hasta entonces.

Allyson siempre acababa llorando cada vez que acudía a una fiesta para celebrar el próximo nacimiento de un bebé o cuando una amiga anunciaba que estaba embarazada. Allyson estaba tan desesperada que empezó a pensar que Tony y ella no se merecían tener hijos. Finalmente, la pareja decidió someterse a una fertilización in vitro y crearon una página para recaudar fondos para poder pagar el tratamiento. 

pixabay/valelopardo

Seis semanas después de que le implantaran los embriones, Allyson fue a la revisión médica correspondiente. Las noticias que el médico tenía para ella fueron totalmente inesperadas.

En primer lugar, el tratamiento había dado sus frutos y Allyson estaba embarazada. Pero la otra noticia que les dio el doctor fue la que los dejó atónitos: en la ecografía se veía que Allyson llevaba más de un feto en el vientre.  

¡Allyson iba a tener cuatro bebés! Aunque es común que las parejas que se someten a fecundación in vitro tengan gemelos o incluso trillizos, Allyson y Tony desde luego no se esperaban tener cuatro hijos. Parecía que el dolor sufrido durante tantos años se veía recompensado con cuatro retoños. Loca de alegría, la futura mamá abrió un blog llamado "4 Peas in the Ponto" (Los 4 guisantitos de los Ponto), donde iba informando de todo lo relativo a su embarazo.  

Tras un embarazo de ocho meses, Allyson y Tony pudieron finalmente tener a sus cuatro hijas en brazos, dos de ellas gemelas. Aunque fueron un poco prematuras, las niñas nacieron completamente sanas. 

Aunque el parto fue ya hace unos meses, aún puedes seguir el progreso de esta pequeña gran familia en su página de Facebook.

Lo que le sucedió a esta pareja es la prueba de que, a pesar de que a veces encontremos muchos obstáculos en nuestro camino, es importante no rendirse. La recompensa puede ser tan buena como la de los Ponto. Las niñas crecen día a día sanas y fuertes, y es maravilloso verlas. ¡Qué orgullosos y contentos tienen que estar sus papás cada día que pasa!

Créditos:

inspired

Comentarios

Más de Nolocreo