Una mujer decide hacerse un cambio de look días antes de su boda

Ser peluquero o estilista puede sonar sencillo, pero muchas veces es un desafío increíble. Sara Pestella trabaja en un salón en Florida, Estados Unidos, y jamás imaginó el desafío que tendría por delante cuando Holly, una guardia de una plantación en la localidad de Destin, entró por su puerta. La mujer llevaba muchísimo tiempo sin arreglarse, pero estaba decidida a hacerse un cambio de look para su boda.

Como se ve en la foto, el pelo le llegaba hasta las caderas. Se lo había dejado crecer así sin cortarlo durante muchísimo tiempo. Además, estaba seco y decolorado desde la mitad hacia abajo, y muy dañado. Sara pronto descubrió, apenada, que su descuido se debía a algo en específico: “Siempre sintió que tenía que tener el pelo largo por algo que su padre le había dicho: que una mujer tiene que tener el pelo largo o no es bonita”, cuenta la peluquera.

Sin embargo, nada es imposible, y los estilistas se pusieron manos a la obra para que Holly viera que podría volver a quererse a sí misma y encontrarse bonita. Pero no sería tarea fácil: se requirieron varios profesionales, 4 etapas y 7 horas en total para hacer que Holly tuviera su deseado cambio de look. 

La primera etapa consistió en cortar el larguísimo pelo de Holly. ¡Algo que no se había atrevido a hacer hace años! Después de eso, le tiñeron el pelo de color rubio. Pero hubo que hacerlo en varios momentos para lograr distintas tonalidades. Finalmente, la maquillaron y vistieron. Y el resultado… ¡es sencillamente sorprendente! Tan solo mira estas fotos de Holly después de las 7 horas de trabajo:

 

Una publicación compartida de saramay_24 (@saramay_24) el

 

Una publicación compartida de saramay_24 (@saramay_24) el

“Holly se siente hermosa en su propia piel ahora”, cuenta Sara, orgullosa de poder devolverle la sonrisa a una persona. Además, le dio la posibilidad de atenderse en la peluquería todo el año… ¡gratis! 

Si bien el cambio es solo con respecto a la apariencia externa, muchas veces esta nos hace sentirnos mejor o peor con nosotros mismos. En ocasiones, la depresión u otros factores externos nos hacen olvidarnos de ella, pero sí que es lindo cuando nos arreglamos un poco y nos sentimos bellos por dentro y por fuera. ¡Esperamos que Holly tenga una boda de ensueño! 

Créditos:

allure, shareably

Comentarios

Más de Nolocreo