Un hombre construye un restaurante para perros de la calle

Se trata de una idea tan simple y eficaz que resulta sorprendente que a nadie se le haya ocurrido antes. Inconforme con la manera en que tratan a los perros y gatos callejeros en su ciudad, el vendedor brasileño João Araújo usó material reciclado para crear un centro de alimentación para ellos. 

Facebook/João Araujo

Abierto día y noche, su "restaurante" ofrece comida y agua limpia a los animales de la calle.

Facebook/Vanielle Paiva

Facebook/Vanielle Paiva

El proyecto, que lleva el nombre de una antigua campaña gubernamental, "Cero Hambre", tuvo tanto éxito que João ya estableció más restaurantes en otras partes de la ciudad.

Facebook/Brito Thata

Facebook/Vanielle Paiva

Sin embargo, este emprendedor se ha tenido que enfrentar los robos de dos centros alimentarios. Con el apoyo de los habitantes de la zona, se negó a darse por vencido. Su respuesta a los ladrones fue muy simple: "¡Si roban uno, construyo dos más!".

Todo este trabajo duro dio sus frutos, y en muchas ciudades de Brasil se construyeron más proyectos como este.

Facebook/Pestinha e Cia

Facebook/João Araujo 

Este tipo de iniciativas realmente muestran lo mejor del ser humano. ¡Qué acto tan generoso, João!

Comentarios

Más de Nolocreo