Una mujer fotografía las reacciones de la gente al ver a una obesa

En 2010 Haley Morris-Cafiero pidió a alguien que le tomara una foto sentada en una escalera en Nueva York. Pero cuando miró más tarde la foto, se fijó que había un hombre tras ella que la observaba de arriba abajo. ¿Y por qué?  Haley, que es fotógrafa, tiene sobrepeso. 
Este incidente la dejó tan marcada que Haley decidió crear el proyecto "Wait Watchers“ ("Esperen, mirones"). Para ello viajó a grandes ciudades como Praga, Nueva York, Los Ángeles o Barcelona, donde con ayuda de un asistente y otras veces de un trípode, se tomó fotos con el fin de capturar las reacciones que los desconocidos tenían al ver su orondo cuerpo.  

Las siguientes fotos demuestran que ni representantes de la Ley ni niños: nadie puede evitar mirar y juzgar a otros por su cuerpo: 

1. Esta fue la foto desencadenante. 

pin1

2. La chica se ríe sin vergüenza alguna.

pin1

3. Miradas incrédulas junto a un semáforo.

pin1

4. Miradas mientras busca una dirección en un mapa.

pin1

5. Mejor que mire por dónde va. 

pin1

6. Ni siquiera puede tomar el sol tranquila.

pin1

7. Las risas de los que pasan por su lado.

pin1

8. El parque de niños debería ser un lugar para estar alegre.

pin1

9. Este paseo por la playa no pasa desapercibido.

pin1

10. Esta es la cara de la superficialidad.

pin1

11. Pero Haley ríe de todas formas.

pin1

12. ¡No le hace daño a nadie!

pin1

13. Seguro que le quedaría muy bien. 

pin1

14. Solo se le ha caído algo.

pin1

15. Puede casi sentir su mirada sobre la piel.

pin1

16. Su mirada solo hace que el helado le sepa más rico.

pin1

17. ¿Cómo se llega a la playa desde aquí?

pin1

18. Solo está haciendo una foto. 

pin1

19. Parece estar en shock. 

pin1

20. ¡Increíble! Ni la policía la respeta...

pin1

Con sus fotos, Haley muestra la superficialidad con que la gente la juzga. Y lo peor es que ella no puede hacer nada contra el sobrepeso, pues padece una enfermedad de la tiroides, que es la causante de su mal. 

El proyecto "Wait Watchers“  tuvo tanta repercusión que Haley ha publicado hasta un libro con ellas. Desde entonces la joven fotógrafa no para de trabajar y se lo debe, realmente, a las desdeñosas miradas de esos desconocidos. 

Créditos:

boredpanda

Comentarios

Más de Nolocreo