Encontraron al pony atado a un árbol, casi ciego y con 2 vértebras rotas

Los rescatadores del refugio para caballos Easy Horse Care Rescue Center, en España, se han encontrado con muchos casos horribles de caballos maltratados, pero eso no quiere decir que no se estremezcan cada vez que un nuevo caso llega al refugio. Y cuando la policía los llamó con urgencia porque habían encontrado a un pony que necesitaba su ayuda, no podían creerlo cuando descubrieron el infierno por el que había pasado el animal.

Cuando los rescatadores llegaron al lugar, encontraron al pobre pony atado a un árbol y abandonado a su suerte. No tenía comida ni agua. El animal tenía la cabeza escondida entre las ramas del árbol más próximo, en un intento de que las moscas no se posaran en su rostro. Ni siquiera sacó la cabeza de entre las ramas cuando sus rescatadores se acercaron a él.

Los rescatadores también pudieron comprobar que el pony tenía unos 20 años y tenía muchas signos de haber sido maltratado: uno de sus ojos estaba gravemente infectado; además, tenía una cicatriz en el cuello que demostraba que había sido golpeado en repetidas ocasiones por sus antiguos dueños.

Facebook/Easy Horse Care Rescue Center

Después de unos días en el refugio, el pony empezó a recuperarse. Pero sus rescatadores descubrieron algo todavía más horrible: el animal estaba casi ciego por los maltratos que había sufrido y, además, andaba cojo porque ¡tenía dos vértebras rotas! El animal parecía haber pasado un infierno, su vida había estado llena de golpes y más golpes. 

Menos mal que tuvo la suerte de ser rescatado por estas bellas personas que harán todo lo posible por que vuelva a recobrar toda su vitalidad. "Ha sobrevivido al hambre extrema, la deshidratación, a no poder esconderse del calor sofocante, a todo. Se merece todo lo que le podamos dar y más", cuenta una de las rescatadoras del refugio. 

Mientras buscan el nombre apropiado para él, el pobre pony se recupera felizmente rodeado de cariño y personas que lo quieren. En este vídeo (en inglés) puedes ver el momento en el que llegó a su nuevo hogar:

Se nos parte el corazón al leer historias como estas y no entendemos cómo una persona podría comportarse de una forma tan cruel como esta. Esperamos que el pony se recupere pronto de sus heridas físicas, aunque estamos seguros de que para las psicológicas necesitará un poco más de tiempo.  

Créditos:

The Dodo

Comentarios

Más de Nolocreo