Devuelven a la vida a perro al que tiraron a la basura en una bolsa

Este es uno de esos casos que nos deja sin palabras e indignados: animales maltratados y muertos de hambre a manos de sus propios dueños. Pero lo que la Organización de Ayuda a los Animales de Newark encontró en este vertedero es algo que nunca antes había visto.

Garbage

Miembros de la organización encontraron un miserable ser vivo en el interior de una bolsa de plástico: un perro tan demacrado que tenía poco más que piel y huesos. A pesar de que la foto sugiere lo contrario, ¡el pobre perro seguía vivo!

Se desconoce cómo este perro había acabado en la basura. Pero gracias al registro de su chip, su dueño anterior pudo ser localizado. Esta persona dejó que Patrick, el nombre que le dieron al rescatarlo, pasara hambre durante mucho tiempo. Su dueño lo había visto consumirse lentamente. 

El pobre perro fue llevado de inmediato a una clínica veterinaria porque su vida pendía de un hilo. A un perro tan desnutrido como Patrick hay que volver a alimentarlo con mucho cuidado, ya que su estómago está muy dañado debido a la falta prolongada de alimentos.

A Patrick lo mantuvieron caliente con paños y mantas; su cuerpo se había quedado sin grasa y corría el riesgo de enfriarse rápidamente.

Durante este tiempo, Patrick recibió mimos y protección constantes. La crueldad de su antiguo dueño casi había acabado con él. Ahora era hora de recibir atención y cariño.

Entonces sucedió un milagro: unos días más tarde, Patrick pudo salir a "hacer sus cosas" fuera. Seguía muy débil, pero la esperanza de que sobreviviera aumentaba día a día.

A Patrick le llevó mucho tiempo recuperarse al cien por cien de los traumas físicos y psicológicos que tuvo que padecer. A pesar del afecto que recibió, se mostraba tímido y miedoso con la gente.

Hoy Patrick es el ejemplo perfecto de un perro saludable, feliz y bien nutrido. Es juguetón y disfruta del amor de su nueva dueña.

Las personas que son crueles con los animales no merecen estar cerca de ellos ni ser sus dueños. Resultó que el antiguo dueño de Patrick había sido arrestado por otros delitos. Por fortuna, todos los que participaron en la recuperación de Patrick creyeron en él y nunca se dieron por vencidos. Este tierno perro ahora está rodeado de amor y ha aprendido a confiar en aquellos que le han demostrado su afecto.

Comentarios

Más de Nolocreo