Encuentran a un perro metido a presión en una maleta

Resulta increíble que algo como esto suceda en la vida real: en un basurero en una calle de Santa Cruz de Tenerife, España, descubrieron una pitbull encerrada en una maleta, abandonada. Afortunadamente, la perrita consiguió hacer un pequeño agujero a mordiscos en la maleta para poder respirar y sobrevivir hasta que los rescatadores pudieron salvarla justo a tiempo. Si la ayuda hubiera llegado 20 minutos después, la pobre pitbull habría seguido su camino hasta el vertedero municipal sin que nadie hubiera notado su presencia. El hecho de que la perrita siga viva es asombroso, y por esta razón la llamaron "Milagros".

Cuando los voluntarios llegaron al lugar de los hechos, de inmediato hicieron una perforación en la maleta para que Milagros pudiera sacar la cabeza y respirar correctamente. Este primer paso fue esencial, ya que sabían que les iba a llevar tiempo romper la maleta para poder abrirla. Cuando finalmente pudieron liberar a la perrita, descubrieron varias mordeduras en todo su cuerpo.

Llevaron a Milagros al veterinario, y ya casi está recuperada de sus heridas. A pesar del calvario que padeció, poco a poco se está dando la oportunidad de confiar en los seres humanos nuevamente, un hecho verdaderamente sorprendente si tomamos en cuenta los malos tratos que recibió por parte de su antiguo dueño. Todavía duda un poco, pero va mejor cada día. 

Este terrible caso de maltrato animal causó una ola de indignación en los medios españoles, pero al menos esto ha conducido a algo positivo: muchas personas han llamado al refugio animal para adoptar a Milagros. La Policía también se tomó el caso muy en serio y empezó a buscar al dueño de la perrita.

Finalmente, la Policía encontró al dueño, y parece ser que el caso no era tan siniestro como pareció al principio. Sergio M.J. y su novia habían estado cuidando a Milagros, la mascota de su tía. Sergio también tenía un pitbull y los dos perros no se llevaban bien. Sergio se aseguró de mantenerlos en habitaciones separadas cuando no estaba en casa, para evitar enfrentamientos graves. Pero obviamente sus esfuerzos no fueron suficientes.

Un día, cuando Sergio regresó a casa, encontró a Milagros sobre el suelo, sangrando abundantemente a consecuencia de varias heridas. Su pitbull también tenía heridas, pero no tan graves. Lo que Sergio ha dicho hasta ahora, es que creyó que la perrita de su tía estaba muerta. El pánico se apoderó de Sergio, quien trató de revivir a la pitbull, pero fue en vano. No sabía qué hacer con el supuesto cadáver de la perrita, así que la empacó en una maleta y la llevó al contenedor de basura que se encuentra enfrente de su casa.

YouTube/ FECAPAPcanarias

Resultó que Sergio no había maltratado a la perrita como se pensó al principio. Pero incluso si Milagros hubiera estado muerta, ¿por qué se deshizo de su cuerpo de esa forma tan indignante? Probablemente, Sergio se está preguntando lo mismo; lo más seguro es que no volverá a hacer algo como esto otra vez. Esta historia también nos da una gran lección: aunque pienses que un animal esté muerto, siempre consulta a un veterinario para estar absolutamente seguro. Milagros es la prueba contundente de que incluso cuando parece que no hay nada más que hacer, algunos animales se resisten a darse por vencidos tan fácilmente.

Comentarios

Más de Nolocreo