Niño de 8 años regala 20$ en un restaurante y le devuelven millones

En febrero de 2014 Myles Eckert tenía ocho años cuando fue a un restaurante con su madre Tiffany y su hermana Marlee en Toledo, Ohio. Mientras caminaba por el aparcamiento, vio algo medio enterrado bajo la nieve: un billete de 20 dólares.  

El niño se puso muy contento y durante la cena empezó a pensar en qué haría con el dinero encontrado. Mientras la familia de Myles le daba ideas sobre cómo gastar el dinero, un grupo de clientes entró en el establecimiento. Cuando vio a un hombre con uniforme militar y su joven familia, Myles empezó a pensar de inmediato en el padre al que nunca conoció. Su papá, también soldado, falleció a los 24 años cuando Myles solo tenía unos meses de edad. 

En el momento en que Myles vio al soldado, supo exactamente lo que haría con el dinero. Primero escribió una nota, que adjuntó al billete de 20 dólares.  

La nota decía: "Mi papá era soldado. Ahora está en el cielo. Encontré estos 20 dólares en el aparcamiento al llegar aquí. En mi familia nos gusta agradecer las cosas. ¡Es su día de suerte! Gracias por sus servicios". 

Para el pequeño no fue fácil escribir el mensaje: Myles tiene dificultades de aprendizaje, epilepsia y el Síndrome del sabio (la enfermedad que tenía el personaje que interpretaba Dustin Hoffman en la película "Rain Man"). Para él resultó bastante complicado escribir algo de forma tan espontánea y rápida.  

Frank Daily, el soldado que había ido a comer con su familia, se sintió muy conmovido por el gesto del niño. Entonces decidió contarle a su hija lo que había pasado y le mandó una foto de la nota. Cuando la hija de Frank publicó el mensaje en Internet, pronto lo compartieron otros usuarios de las redes sociales en el mundo. Estos usuarios comenzaron también a ayudar económicamente a Myles y su familia.  

Cada vez más gente comenzó a mandar donaciones a la familia. En el transcurso de tres años, la generosidad de la gente fue tanta que la familia recaudó en total más de 2 millones de dólares. 

Cuando el nombre de Myles comenzó a hacerse famoso, lo invitaron a programas de televisión para contar su conmovedora historia. Sin embargo, lo más maravilloso de todo es lo que su familia hizo con el dinero: donaron hasta el último centavo a organizaciones benéficas que ayudan a familias de militares a superar la pérdida de sus seres queridos. 

La madre de Myles, Tiffany, decidió además crear su propia fundación, llamada "The Power of 20" (El poder de los 20). Esta ayuda a los niños que han perdido a sus padres durante acto de servicio.  

La muestra inicial de gratitud del niño a aquel hombre desconocido desencadenó algo fantástico. Gracias a que regaló 20 dólares hace tres años, ahora muchos niños y adultos pueden recibir la ayuda que necesitan. 

¡Bien hecho, Myles! La generosidad siempre tiene su recompensa. 

Créditos:

The Epoch Times

Comentarios

Más de Nolocreo