En medio del fango y la lluvia encuentran una jaula cerrada con una perra dentro

Hay veces que la crueldad humana llega a límites insospechados. Porque crueldad es lo que hay que tener para hacer lo que le hicieron a Melanie.

Unos transeúntes caminaban por un terreno cuando se encontraron con una escena desoladora: en mitad del camino inundado de fango, completamente sola y tiritando, se hallaba una perrita que lloraba desconsoladamente. Su dueño la había abandonado.

Facebook/Tunica HumaneSociety

Pero lo peor es que la perrita estaba metida en una jaula. Casi no podía ni moverse, y estaba tan aterrada que ni siquiera podía escapar. Sólo le quedaba aguardar su muerte bajo la fría lluvia.

Alrededor, no había absolutamente nada. La pobre perrita estaba aterrorizada.

Facebook/Tunica HumaneSociety

Con el corazón roto, y sin poderse explicar cómo alguien podía ser tan cruel de abandonar así a su fiel amiga, llamaron rápidamente a la organización Tunica Humane Society para que la cuidaran y le dieran cobijo.

Facebook/Tunica HumaneSociety

Melanie, como así la nombraron, estaba empapada y muy hambrienta. Sus ojos transmitían una tristeza capaz de romperle el corazón a cualquiera... pero parece que eso no conmovió lo suficiente a su dueño, el que la abandonó fríamente.

Facebook/Tunica HumaneSociety

Pero los que encontraron a Melanie la llevaron al lugar correcto. En el refugio la cuidaron y le dieron el cariño que necesitaba.

Ahora, Melanie tiene una nueva vida, con gente que la quiere, y sus ojos ya no desprenden esa tristeza que un día la inundó.

Facebook/Tunica HumaneSociety

 

Ojalá todos lean esta historia para que se lo piensen dos veces antes de abandonar a su mascota. Son seres vivos, con sentimientos, y nunca podemos tratarles como si fueran juguetes que se pudieran desechar. Si ves que alguien maltrata a estos animales indefensos, ¡no dudes en denunciarlo! Entre todos podemos crear un mundo mejor.

Créditos:

Newsner

Comentarios

Más de Nolocreo