Desgarrador: Perrito se escapa de casa para llorar en la tumba de su dueño

Mehmet Ilhan, de Turquía, tenía 79 años cuando murió después de una larga enfermedad. Su familia al completo lloró su pérdida, incluido su perrito Cesur. Cesur había sido el acompañante más leal de Mehmet durante los últimos años de su vida y entre ellos existía esa conexión íntima y poderosa que a veces tenemos con nuestras mascotas más amadas. Cuando el anciano fue llevado al hospital poco antes de su muerte, su amigo canino dejó de comer. 

Facebook/Yeşil Bursa

Cuando llevaron el féretro de Mehmet hacia su lugar de descanso, fue Cesur el que guiaba la procesión. Durante toda la ceremonia, el perrito no se apartó ni un momento del féretro de su dueño; se quedó allí con la cabeza agachada y una mirada desconsolada todo el tiempo. Los presentes quedaron terriblemente afectados cuando vieron el dolor del animal. 

Facebook/Yeşil Bursa

El hijo de Mehmet, Ali, se llevó a casa a Cesur y se dio cuenta de que cada día cuando él se iba al trabajo, el pequeño Cesur salía disparado hacia la puerta y desaparecía. Cuando Ali lo siguió un día, descubrió algo que lo dejó perplejo: la dulce criatura había ido directamente al cementerio y se había tumbado junto a la tumba de su dueño. "Los trabajadores del cementerio dicen que la primera cosa que hace por la mañana es visitar la tumba de mi padre", dice Ali. 

Facebook/Yeşil Bursa

Un perro leal no puede superar la pérdida de un dueño amado tan rápido. En la casa de Ali todos echan de menos a Mehmet y entienden de maravilla por lo que está pasando el perrito. Seguramente, pueden darse cariño entre todos y quizá superar esta pérdida más rápido. 

Facebook/Ali Ilhan

Historias como estas ayudan a mostrar de nuevo el sentimiento y afecto que los animales tienen hacia nosotros... ¡en caso de que alguien lo dudara! 

Créditos:

The Dodo 

Comentarios

Más de Nolocreo