¿Quieres ser mi padre?: así hizo llorar una chica a su padre adoptivo

A veces, y por distintos motivos, los niños tienen solo un padre. Y cuando mamá o papá vuelven a encontrar pareja, es difícil establecer un vínculo con ellos, pues se sienten extraños y siempre existe la pregunta:  ¿estarán allí para siempre o terminarán y me quedaré "huérfano" de nuevo? El caso de Lindsey Collins, una joven estadounidense de 26 años, es para echarse a llorar.

Cuando ella era pequeña, su madre empezó a salir con un hombre llamado Mark High. Lindsey lo conoció por primera vez en una de las ocasiones en las que él fue a buscar a su madre para ir a una cita. Como cualquier niño, le mostró al extraño hombre todos sus peluches y juguetes, además de la colección de cartas Pokémon de la que estaba tan orgullosa. 

YouTube/InsideEdition

Así, poco a poco, Mark comenzó a ganarse el cariño de Lindsey. Él no era como los demás: se interesaba por ella y parecía tratarla como una hija aunque él no fuera su padre biológico. La relación de él con su madre también se hacía cada vez más seria, hasta que incluso decidieron casarse. A pesar de que habían hablado de la posibilidad de que Mark adoptara legalmente a Lindsey, nunca se habían concretado los planes.

Pasaron más de 15 años, en los que Mark crió a Lindsey como su propia hija. Entonces, la chica tuvo una idea para sorprenderlo en el Día del Padre: escondió los papeles de adopción dentro de una caja de regalo y se los entregó. Cuando él abrió la caja… su reacción dejó a todos boquiabiertos. Vela a continuación:

Apenas Mark vio que el regalo eran los papeles para adoptar a Lindsey... ¡no pudo dejar de llorar! Era todo lo que siempre había querido, poder ser el padre legal de aquella niña, hija del amor de su vida. ¿Cuántos padres adoptivos así hay en el mundo? Para ellos, esto es solo una confirmación del cariño que se tienen. En palabras de Lindsey: “Sentí que había esperado tanto y es genial que finalmente esté sucediendo. Él ha sido mi padre toda mi vida, pero ahora finalmente se está confirmando todo”.  

La madre de Lindsey supo encontrar al hombre perfecto que no solo la amó a ella, sino que también a su pequeña hijita. Gracias a eso, Lindsey fue capaz de tener un padre a quien recurrir cuando estaba triste, para hablar sobre lo que fuera y, básicamente, para sentirse querida. ¡Cuántas personas faltan que hagan estas cosas por los niños! 

Aquí puedes ver unas cuantas fotos más de esta linda historia:

Créditos:

Today, Inside Edition

Comentarios

Más de Nolocreo