Una vecina le dice que ‘solo es una enfermera’ y ella responde así en FB

Caitling Brassington es una enfermera muy trabajadora; salva vidas y atiende a los enfermos todos los días. Pero un día que iba a su casa después del trabajo, se encontró con una vieja conocida. Caitling estaba tan disgustada con aquel encuentro que publicó este emotivo mensaje en Facebook:

Flickr/codnewsroom

"'Solo una enfermera'. Acabo de llegar a casa después de un turno con mucho trabajo, me veo muy ordinaria con mi uniforme. Hoy, camino a casa, hice una parada en la tienda para comprar leche y me encontré con una conocida. Nunca me había visto en uniforme y dijo que no se había dado cuenta de yo era 'solo una enfermera'. ¡Guau! Durante 18 años de carrera he escuchado esta frase muchas, muchas veces, pero hoy me sacudió. ¿Solo soy una enfermera?

He ayudado a bebés a venir al mundo, muchos de ellos necesitaron ayuda para empezar a respirar, pero solo soy una enfermera.

He asesorado a padres en duelo después de la muerte de su hijo, pero solo soy una enfermera.

Les he aplicado la respiración cardiopulmonar a algunos pacientes y han vuelto a la vida, pero solo soy una enfermera.

Soy los ojos, los oídos y las manos del médico oficial, y tengo la capacidad de evaluar y tratar tu enfermedad, pero solo soy una enfermera.

Puedo  examinar cada parte del pulmón de un recién nacido y evaluar cuál está recibiendo menos oxígeno, pero solo soy una enfermera.

Puedo impartir formación a pacientes, a asistentes y a enfermeras principiantes, pero solo soy una enfermera.

Soy la abogada de mis pacientes frente al sistema de salud, que no siempre pone los intereses de mis pacientes en primer lugar, pero soy solo una enfermera.

Me voy a perder las Navidades, los cumpleaños de mis hijos y sus festivales escolares porque tengo que ir al trabajo a cuidar de tus seres queridos, pero solo soy una enfermera.

Puedo extraer sangre, colocar una cánula y suturar una herida, pero solo soy una enfermera.

Puedo atender un ataque cardíaco de un recién nacido, un niño o un adulto, pero solo soy una enfermera. 

Puedo decirte la dosis de adrenalina o amiodarona, de acuerdo al peso corporal, que tu hijo podría necesitar para revivir, pero solo soy una enfermera.

Tengo conocimientos y experiencia que han salvado la vida de personas. Pero solo soy una enfermera.

Si solo soy una enfermera, ¡entonces estoy ridículamente orgullosa de serlo!"

 

Facebook/Caitlin Brassington

¡Guau! Estas profundas palabras nos muestran realmente todo lo que las enfermeras logran cada día. Ellas son mucho más que unas almas piadosas en los pabellones del hospital. Ellas merecen respeto y gratitud tanto en el hospital como en las calles. El mensaje de Caitling ha tocado el corazón de un sinfín de personas alrededor del planeta.

Comentarios

Más de Nolocreo