Bebé avejentada por enfermedad llega a los 20 rodeada de burlas

Falda corta, zapatos de tacón, cabello largo, silueta delgada... Desde detrás parece una joven como las demás. Pero en cuanto se da la vuelta, la gente queda horrorizada.  

Todo comenzó hace 21 años, cuando Irina Nezhentseva se percató de que su hija recién nacida, Katya, tenía profundas arrugas en el rostro. El rostro del bebé envejecía a pasos agigantados, no día a día, sino hora a hora. Los médicos le diagnosticaron progeria, y estaban seguros de que Katya no viviría más de 1 año. El marido de Irina, asustado por la enfermedad de su propia hija, las abandonó a ella y a su madre. "No puedo soportar a esta niña", es lo último que le dijo a Irina sobre su pequeña.

YouTube

Irina decidió seguir adelante y darla a su hija la infancia más feliz que pudo. Cada día trataba a Katya como si fuera el último.

YouTube

Pero pese a todos los pronósticos, Katya siguió creciendo como una niña sana. Sin embargo, cada día tenía que soportar los insultos y burlas de los otros niños: "Abuela, ¿por qué llevas falda corta?"  o "¿Por qué finges ser una niña, abuela?" Cuando oía estas terribles palabras, Katya rompía a llorar.

YouTube

Pero cuando empezó el colegio es cuando se dio cuenta de lo diferente que era de los otros niños: "Entonces es cuando me di cuenta de que no era como los demás. Cuando me daba la vuelta, todo el mundo me tenía miedo cuenta Katya. Yo me preguntaba constantemente qué había hecho para merecer esto. Pero no encontraba respuestas.  Entonces pensé que podía ganarme a las personas no con mi rostro, sino con mis conocimientos, inteligencia, encanto y bondad. Estoy segura de que lo más importante de una persona es su alma".  

YouTube

Y eso fue exactamente lo que hizo. Y lo increíble es que la gente respondió. Katya se convirtió en la favorita de su escuela y cualquiera que se burlara de ella se veía enfrentado a sus muchos amigos. "Me acepté a mí misma y aprendí a quererme. Piénsalo: solo hay 20 personas como yo en todo el mundo. Es muy interesante". 

YouTube

La alegría de Katya sorprende a todo el que la rodea y se ha convertido en una mujer segura de sí misma. ¿Sus planes de futuro? Por supuesto, ser feliz. 

OK

Algunas chicas de su edad no quieren salir a la calle sin maquillaje, pero Katya no se lo piensa dos veces. Los amigos de Katya no fueron los únicos cautivados por su encanto y aplomo. 

OK

Katya conoció a su marido Denis de forma inusual: él la llamó por error; había marcado un número equivocado. Se pusieron a hablar, quedaron y el romance comenzó. Cuando decidieron casarse, Katya era la novia más feliz sobre la faz de la Tierra.

VK

Pronto la pareja tuvo noticias: Katya estaba embarazada. Los escépticos criticaron su decisión de tener hijos, pero Denis y Katya sabían lo que querían. 9 meses después, dieron la bienvenida a su hijo. 

OK

OK

"Me siento tan bien. La seguridad en mí misma es lo me ha ayudado a superar todas las dificultades de mi vida. Y ahora mi marido y yo hemos sido recompensados con un precioso hijo. Las cosas no pueden ir mejor" explica Katya. 

Su historia nos recuerda que nada ni nadie, ni siquiera el peor de los diagnósticos, puede quitarle a nadie este derecho sagrado: el de ser feliz. 

Comentarios

Más de Nolocreo