Nervios de acero: niña combate contra cocodrilo para salvar su vida

Juliana Ossa, una niña de 10 años de Estados Unidos, se ha ganado la admiración de todos por un increíble hecho: sobrevivió valientemente a la mordida de un cocodrilo.

YouTube/Inside Edition

No todos son capaces de contar dos veces la historia de cómo sobrevivieron a un ataque de estos reptiles gigantescos. Menos aún si se trata solo de una niña. Juliana estaba con su madre en la playa del lago Mary Jane, en Orlando. El Estado de Florida es conocido por ser hogar de un sinfín de hambrientos cocodrilos, pues el hábitat es perfecto para ellos. De todas maneras, siempre existen playas protegidas por redes y vallas que permiten nadar libremente sin miedo a ser atacado por un cocodrilo. O al menos eso es lo que pensaban...

Juliana se encontraba sentada en la orilla de la playa jugando tranquilamente con el agua que solo la tapaba un poquito. Entonces, sintió un fuerte dolor en su pierna y vio las largas y puntiagudas hileras de dientes de su atacante. ¡Un cocodrilo de casi 3 metros de largo!

El animal sujetaba fuertemente su pierna y, a pesar de los golpes desesperados que Juliana le propinaba en el cuerpo, este amenazaba con no soltarla. En general, ataques de este tipo tienen graves consecuencias o son derechamente fatales. Pero el cocodrilo no contaba con un pequeño detalle…Y es que no se estaba enfrentando a cualquier persona.

En una milésima de segundo, la valiente Juliana recordó lo que había aprendido una vez en una visita a un parque de cocodrilos llamado Gatorland. Allí le habían enseñado una forma de lograr que estas fieras abrieran sus fauces, así que lo intentó: con dos de sus pequeños dedos, tapó los orificios de la nariz del cocodrilo. En pocos segundos, el animal abrió la boca para poder respirar, lo que le dio tiempo de liberarse.

YouTube/Inside Edition

¡Ni un profesional hubiese reaccionado tan rápido a un ataque así! Juliana fue llevada al hospital, en donde le pusieron 10 puntos para sanar las heridas que había dejado la mordedura del cocodrilo. Pero estaba intacta y se sanaría por completo… ¡todo gracias a su increíble inteligencia! 

¿Cómo hubieses reaccionado tú ante el ataque? Yo probablemente me hubiese convertido en la cena de ese cocodrilo, así que no es sorprendente que Juliana se haya transformado en toda una celebridad. Esos nervios de acero parecen ser solo cosa de las películas, pero en la vida real sí que hay gente capaz de reaccionar de la mejor forma posible en tan solo segundos. ¡Como toda una heroína! 

Puedes ver un video con su historia a continuación (en inglés):

Créditos:

People, Uplift

Comentarios

Más de Nolocreo