Mujer descubre que la hija que abandonó hace 20 años es famosa

En los Juegos Paralímpicos de Londres de verano de 2012 el mundo entero hablaba de una mujer: Jessica Long, de 20 años. Jessica ganó 5 medallas de oro y 2 de plata, lo que la convirtió en la nadadora discapacitada con más éxitos de la historia. Pero lo que muchos desconocían es que los comienzos de la vida de Jessica habían sido muy adversos. 

Facebook/Jessica Long

Jessica ahora vive en Estados Unidos, pero nació en un pequeño pueblo siberiano. Sus padres biológicos la llamaron Tatiana, pero no quisieron darle un hogar. 

Youtube/Первый канал

Tatiana nació con una enfermedad llamada hemimelia peronea, que es la ausencia congénita de la parte inferior de las piernas. Según los médicos, Tatiana nunca podría caminar. Por temor a la carga que supondría criar a la niña, sus padres decidieron darla en adopción. 

Youtube/Первый канал

Tatiana pasó su primer año de vida en Siberia. Los recursos eran escasos: no podían permitirse ni pañales y usaban paños viejos en su lugar. Cuando Beth y Steven Long encontraron a la pequeña en una página de adopción internacional, supieron de inmediato que era para ellos. En ese momento decidieron que viajarían medio mundo para adoptarla.

Youtube/Первый канал

Durante el proceso de adopción, a Beth y Steven les dijeron que Tatiana no tenía parientes vivos. La pareja se llevó a la niña de 13 meses a Estados Unidos con ellos y le dieron un nuevo hogar y nombre: Jessica. Con solo 18 años, le amputaron las piernas y aprendió a caminar con una prótesis.

Facebook/Jessica Long

19 años después, cuando el mundo entero animaba a la "sirena", Jessica anunció que quería averiguar qué le había ocurrido a su madre biológica. Desde muy pequeña supo que había sido adoptada, pero siempre asumió que sus padres biológicos habían muerto. Cuando se puso en contacto con las autoridades rusas para descubrir cómo habían fallecido, se sorprendió al enterarse de que seguían vivos y que vivían cerca de Bratsk.

Facebook/Jessica Long

Jessica supo inmediatamente que tenía que conocerlos. Su vida era tan maravillosa y estaba cumpliendo sus sueños; ahora quería darle las gracias a aquellas personas que le dieron la vida. 

Facebook/Jessica Long

La madre biológica de Jessica casi se desmaya cuando los periodistas le contaron quién era su hija: esta se había convertido en una nadadora famosa a nivel mundial y ahora quería ponerse en contacto con ella. Su madre rompió a llorar y le escribió una carta en el que le proponía un encuentro.

Youtube/Первый канал

Finalmente, en 2013 Jessica visitó su pueblo natal. Su madre biológica rompió a llorar al reencontrarse con su hija casi 20 años después. Después de abrazar a Jessica, le dijo: "Mi pequeña, lo siento tanto". Jessica no sabía nada de ruso, pero esa noche le envió un mensaje a su madre a través de Facebook. "Simplemente, te quiero". Su madre nunca esperó estas palabras. 

Facebook/Jessica Long

El reencuentro de Jessica con sus padres biológicos conmovió tanto al mundo como sus éxitos deportivos. Viajó miles de kilómetros solo para darle las gracias por haberle dado la vida. Una maravillosa historia de amor y perdón, ¿verdad?

Créditos:

kp.ru

Comentarios

Más de Nolocreo