Fotógrafa captura un parto en el pasillo de un hospital

Como muchos papás saben, un parto puede tardar horas y horas. Sin embargo, hay algunos que son verdaderamente rápidos. Jes Hogan ya tenía cinco hijas y, por tanto, era veterana en eso de dar a luz. Pero el parto de su primer varón fue algo que nunca había experimentado. ¡Al parecer el pequeño tenía muchísima prisa por nacer!

La originaria de Manchester, en el estado de Kansas, EE. UU, ya en avanzado estado de gestación, llevaba unos días con leves contracciones. Pero cuando una mañana rompió aguas, las contracciones se hicieron tan fuertes que pensó que no tendría tiempo de llegar al hospital. Su marido, Travis, y ella salieron a la carrera; ella sin zapatos, acompañados de Tammy Karin, una fotógrafa especializada en partos, que iba a documentarlo todo. 

Completamente echada sobre su marido, la embarazada logró cruzar las puertas de urgencias. Pero cuando la fotógrafa empezó a pedir ayuda, Jes notó ya la cabeza de su hijo entre las piernas. "Me toqué los pantalones y sentí su cabecita entre mis manos. Miré a mi marido y le grité: '¡Travis, agárralo!'.

Entonces llegaron las enfermeras corriendo al pasillo y me ayudaron a tumbarme, mientras yo empezaba a empujar de nuevo". Tammy, mientras tanto, hacía lo que había venido a hacer: capturar el momento del alumbramiento. 

El pequeño Maxwell Alexander nació allí, en el suelo del pasillo del hospital. Solo 25 minutos después de que Jes rompiera aguas. Por lo rápido que sucedió todo, a la mamá no le dio tiempo de darse cuenta realmente de lo que había pasado. Ahora las fotos del parto serán un recuerdo maravilloso del mágico momento. 

"Fue el parto más increíble, pero el más perfecto de todos", dijo la mamá de ahora 6 niños. "No fue para nada como lo había planeado, pero terminó con un bebé sano, gracias a la ayuda de las personas fantásticas que nos rodeaban. Fue precioso y siempre tendré un maravilloso recuerdo del momento". 

Con el permiso de la mamá, Tammy ha creado un vídeo con las fotos y lo ha publicado en Facebook. Este demuestra lo increíble que es la llegada de alguien al mundo, aunque sea en el suelo de un hospital. 

En la familia Hogan ahora son 8. Y, naturalmente, el pequeño Maxwell es el mimado de sus hermanitas. ¡Por algo tenía tanta prisa en salir!

Unas preciosas y únicas imágenes, que estos papás han compartido orgullosos con el mundo. ¡Qué momento tan mágico!

Comentarios

Más de Nolocreo