Niño de 8 años refugiado tapa con su manta a perro mortalmente herido en arcén

Hüseyin el-Hasan es un niño sirio de 8 años. Tras ver su casa y su ciudad devastada por la guerra, Hüseyin y su familia llegaron a Turquía: su nuevo hogar. El niño estaba caminando tranquilamente por su barrio cuando vio que un auto atropellaba a un perro y ni siquiera se paraba a socorrerlo. El pequeño no se lo pensó dos veces: salió corriendo hacía su casa y agarró una manta con la que tapar al pobre animal malherido.

Facebook/Anadolu Ajansı

En ese momento, la calefacción en su casa no funcionaba y su familia necesitaba las mantas. Pero él sabía que ese perrito las necesitaba aún más. Después, el niño le pidió a los adultos que fueran a buscar ayuda para el perro: cada segundo contaba. 

Facebook/TRT Haber

Y él se quedó allí, al lado de su nuevo amigo. Acariciándolo y dándole compañía, esperando que fuera lo suficientemente fuerte para aguantar hasta que llegara la ayuda que tanto necesitaba.

Facebook/TRT Haber

Y la ayuda al final llegó. Unos voluntarios de un refugio se llevaron al perro a una clínica veterinaria. Sin embargo, llegaron demasiado tarde. Murió un poco después por una hemorragia interna causada por sus heridas. Cuando Hüseyin se enteró, se le rompió el corazón. Pero su acto solidario no ha caído en saco roto. Cuando el alcalde de la ciudad se enteró de lo que el niño hizo, fue hasta la casa de la familia para felicitarlos. 

Facebook/Bursa Marmara

El acto de amor de Hüseyin nos muestra el lado más humano de las personas. Un niño que, siendo tan pequeño, ha pasado por tantas cosas terribles y que está dispuesto a ayudar a quien lo necesite sin pensarlo es realmente un regalo del cielo. Ojalá muchas otras personas sigan su ejemplo. 

Créditos:

Bored Panda

Comentarios

Más de Nolocreo