Novios desde la adolescencia: enamorados se casan a pesar de cáncer terminal

Jake Coats y Emily Collet, de Irlanda, se conocieron cuando eran dos pequeños niños de solo 11 años. Desde entonces, se hicieron inseparables mejores amigos. A los 16 años declararon su amor por el otro y comenzaron una relación que duraría tres años. Y es que cuando entraron a distintas universidades en distintos lugares, no hubo otra opción que separarse. Sin embargo, el amor que sentían por el otro jamás cambió, aunque pasó mucho tiempo antes de que lo admitieran.

10 años más tarde retomaron la relación, pero a distancia, ya que vivían en distintos países. Se visitaban constantemente y, además, pensaban irse de vacaciones a Filipinas el año 2016. Jake había planeado, para ese viaje, una romántica sorpresa: le pediría matrimonio a Emily, el indiscutido amor de su vida. Sin embargo, algo ocurrió que lo cambiaría todo.

Antes del viaje, Emily fue ingresada de urgencia en el hospital. Luego de hacerle unos exámenes, los doctores descubrieron lo peor. La hermosa joven padecía cáncer a la tiroides y, el problema, es que se había ramificado hacia distintos órganos. Lamentablemente, ya era incurable en ese estado, por lo que no había nada más que hacer.

Al enterarse, Jake viajó para estar a su lado. Estaba decidido a pasar con ella todo el tiempo que le quedara; no la iba a dejar sola. Poco después de recibir el fatal diagnóstico, Emily escribió lo siguiente en Facebook: 

"Resulta que el chico que me hacía sentir mariposas en el estómago desde que tenía 11 años no estaba mintiendo cuando me escribió esta hermosa y pequeña nota hace una década. Incluso a pesar de que recibimos escalofriantes noticias de salud esta semana, puedo decir honestamente que nunca me he sentido tan llena de felicidad y amor o determinación de mejorarme para poder pasar el resto de mi vida con el amor de mi vida. ¡Soy la chica más afortunada de todo el mundo!"

Como adivinaste: Jake le pidió matrimonio a Emily, a pesar del cáncer terminal, y pusieron fecha para tener la boda más linda que pudieran recordar. Aunque la enfermedad de ella iba empeorando con el tiempo, Emily siguió conservando su hermosa sonrisa y deseos de vivir a concho hasta el último minuto. 

Así fue como planificaron lo que llamaron su "Tandemonium": un recorrido en bicicleta desde Londres hasta Copenhagen, de unos 2.000 kilómetros de distancia. El viaje tenía como objetivo reunir dinero para la organización The Royal Marsden Cancer Charity. A pesar de lo enferma que estaba Emily, reunió su energía para que personas como ella puedan encontrar antes el cáncer que los ataca y tengan más esperanzas de superarlo. 

¡El Tandemonium fue todo un éxito! Reunieron mucho más del dinero que habían pensado inicialmente, además de que les dio tiempo para estar juntos. En septiembre del 2016 se casaron y tuvieron una hermosa celebración junto con su familia y amigos. ¡La pareja se ve bellísima en las fotos!

Lamentablemente, solo unos meses después la enfermedad venció a Emily. Murió este año a los 31 años de edad. A pesar de la tristeza que embargará por siempre a Jake por haber perdido al amor de su vida, el irlandés comparte constantemente historias sobre su amada Emily y cómo honrará su memoria siguiendo adelante con su vida de la mejor manera posible. "Emmy era realmente sorprendente. Su valentía, incomparable; su determinación, inquebrantable, y su belleza y cariño no tenían igual. Era una en un millón", escribe en Facebook. 

Sabemos que Emily vivirá para siempre en los corazones de todos aquellos que la amaron, y que su donación al centro de cáncer ayudará a muchas personas a combatir esta terrible enfermedad que afecta a tantos. Desde aquí le deseamos toda nuestra fuerza a Jake.

Créditos:

The Sun, ntd

Comentarios

Más de Nolocreo