Ponen a dieta a perro de 17 kg que encuentran en casa de su dueño muerto

Os presento a Vincent. Es un perro salchicha de 7 años de Houston, Texas. En muchos sentidos es como cualquier otro perro: le encanta correr, comer y que lo acaricien. Pero hace 8 meses no hubieras reconocido a Vincent cuando el grupo de rescate K-9 Rescue lo encontró en la casa de su dueño fallecido:

El pequeño pesaba 17 kg. Vincent apenas podía moverse debido a su gigantesco tamaño. No estaba solo gordo; era un obeso mórbido, con un 62.7% de grasa corporal. Además, tenía alto el colesterol, problemas de espalda y dificultades para caminar. Era poco probable que perdiera el peso que le sobraba y volviera a llevar una vida normal. 

Por suerte, Melissa Anderson, la mujer que adoptó a Vincent y que es la dueña del refugio animal the K-9 Angels, tomó a Vincent bajo su cuidado y le puso a dieta y un programa de ejercicios. Al principio, su nueva forma de vida fue difícil para Vincent, que se pasaba el día resoplando. Pero Vincent estaba decidido y mantuvo en todo momento el ánimo. Comenzó con una rutina de natación, que estaban pensadas para no dañar sus doloridas articulaciones. Además, a la semana empezó a dar entre 5 y 6 paseos por su barriada.  

Vincent es ahora un nuevo perro. De 17 fofos kilos pasó a unos delgaditos 7. Ahora se le puede llamar incluso Vincentito el Delgadito: tiene mucha más energía y disfruta mucho más de la vida. Tras su pérdida de peso, Vincent puede por fin disfrutar de los placeres caninos, como ir por la pelota o dar paseos por el parque.

Vincent nos recuerda que hay muchos perros en una situación similar por el mundo; o bien porque los maltrataron o recibieron mala alimentación tras abandonarlos. Podemos ayudar a animales como Vincent haciendo contribuciones en las organizaciones de animales de nuestra localidad o acogiendo a animales necesitados en casa. Comparte la historia de Vincent y ayuda a otros perritos como él.

Comentarios

Más de Nolocreo