Niña de 8 años gana 1 millón de euros vendiendo en la calle

En el año 2013, una pequeña niña de 8 años está sentada en la camilla de una fría habitación de un hospital. Si bien su nombre es Candela (que en Cuba significa “fuego”), su rostro se ve frío y consumido por el aburrimiento.  

La han internado por leucemia, el cáncer en la sangre. Entonces, una voluntaria la ve y se acerca a ella con una idea: le va a enseñar a hacer unas sencillas pulseras con hilos de colores y nudos. Pero jamás se imaginó que esta pequeña acción llevaría a un gigantesco proyecto solidario.

Youtube/Pulseras Candela

Tras volver a su hogar, Candela le enseñó a sus mejores amigas a hacer las pulseras, las cuales regalaban a familiares o amigos. Lamentablemente, la situación de Candela empeoró y tuvo que volver al hospital. Entonces sus amigas tuvieron una idea genial: ¿qué tal si vendían las pulseras para salvar a su amiga? 

Al contarle el plan a sus padres, estos lo encontraron gracioso, pero no creían que fuese a resultar. Sin embargo, lejos de desanimarse, estas chicas continuaron con su plan. Tras hacer una cantidad decente de pulseras, salieron a la calle con un cartel y las vendieron con el propósito de donar todo el dinero al tratamiento de Candela. 

Facebook/Pulseras Candela

 Y es entonces cuando comenzó un boom increíble: gente de todos lados empezó a pedirles una “candela” (nombre que le pusieron a las pulseras en honor a su amiga). Entre ellas dos hacían todas las que podían y las vendían a un precio entre 3 y 5 euros, pero ya no daban abasto: ¡cada vez más y más personas querían tener su propia candela! 

Para que más gente pudiera ayudarlas con la confección, hicieron este video en Youtube explicando el sencillo procedimiento. De hecho, ¡incluso puedes aprender a hacerlas tú!

Tres años han pasado desde que esta historia empezó. Candela tuvo un trasplante de médula y ya está bien en su casa, y las chicas han reunido la suma gigantesca de ¡1 millón de euros! En vez de quedarse con el dinero, Candela y su familia decidieron algo inesperado: todo el dinero que ganaron lo donaron al Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, el centro especializado en medicina pediátrica en donde Candela estuvo hospitalizada. El dinero servirá para apoyar la investigación de posibles curas del cáncer infantil. 

Youtube/Pulseras Candela

600 kilómetros de hilo muy bien empleados en más de 274.000 pulseras y contando. "Me siento muy feliz por recaudar tanto dinero que va a ayudar a mucha gente", ha asegurado Candela. Y no es para menos, si con el dinero donado han añadido nada más y nada menos que 1/3 del presupuesto anual para investigaciones con el que cuenta el hospital.

Esta increíble niña, junto a sus amigos del hospital, hicieron un hermoso video para explicar el valor de las candelas. Míralo aquí.

¡Qué hermosa iniciativa! Cuesta creer que fue ingeniada por niñas de tan solo 8 años. Y qué genial saber que estos son los niños que se convertirán en los adultos del futuro. 
Créditos:

Antena 3

Comentarios

Más de Nolocreo