Hace 27 años lavandería intercambia los trajes de novias de 2 viejas amigas

Algunos objetos que guardamos en casa son como tesoros de experiencias que hemos vivido. ¿Y qué experiencia más hermosa que la de casarse para compartir la vida con el ser que amamos? Es una pena que el vestido de novia solo pueda utilizarse un día. La mayoría de ellos queda después guardado en algún cajón para traernos al presente los bellos recuerdos de la feliz ceremonia. 

O al menos esto es lo que pensaba Shannon McNamara, de Nashville, cuando en el año 2012 decidió volver a mirar su precioso vestido de novia con incrustaciones de marfil, más de 27 años después de haberlo usado. Apenas abrió la caja, descubrió algo que jamás se hubiese imaginado: el vestido que estaba allí no era el suyo. 

Youtube/Inside Edition

“Estaba en shock y triste, y me preguntaba de quién sería el vestido que tenía”, dijo Shannon en una entrevista. 

Un periódico de Nashville publicó una pequeña noticia sobre el vestido perdido, pero no hubo ninguna respuesta hasta este año, cuando Kim Jones, de Atlanta, sufriría una decepción similar. Cuando fue a revisar su vestido de novia, guardado profesionalmente en una caja, se encontró con que aquel vestido no era ni remotamente parecido al que ella había usado el día de su boda.

Youtube/Inside Edition

¡Ambas mujeres tenían el vestido de la otra! ¿Pero cómo había sucedido este increíble suceso, sin que nadie en 30 años lo notara, y en dos ciudades distintas? 

Una serie de extraordinarias coincidencias unían la vida de ambas mujeres: ambas eran originarias de Nashville, aunque Kim se había mudado a Atlanta hacía muchos años. Las dos, además, habían vivido en el mismo barrio e, incluso, habían asistido a la misma escuela. Por si esto no fuera suficiente, tanto Kim como Shannon se casaron en el año 1986 y en el mismo mes. 

La confusión se había producido tras haber enviado sus vestidos a lavar profesionalmente a la misma lavandería. Allí alguien los cambió sin querer y el secreto había quedado en el olvido durante casi tres décadas, hasta que la nostalgia de ambas mujeres les hizo abrir la caja. 

Facebook/ Kim Burgess Jones

Shannon y Kim se encontraron gracias a Facebook y la noticia que había escrito el periódico de Nashville. Decidieron juntarse en Atlanta y, allí, intercambiaron sus vestidos. Además, aprovecharon para compartir algunas historias sobre sus bodas, su vida y sus hijos durante esos 30 años.

Luego de eso, se despidieron. Pero quién sabe, quizás este error pueda ser el comienzo de una linda y duradera amistad. 

YouTube/ Inside Edition

Créditos:

Little Things

Comentarios

Más de Nolocreo