Los auriculares de un iPhone provocan graves heridas a chico de 16 años

El australiano Bradley Willoughby, de 16 años, es un chico aficionado a las motos que practicaba saltos en unas rampas construidas en la granja en la que viven sus padres. Esta es, de por sí, una actividad peligrosa.  Pero el accidente que casi acaba con su vida se produjo a causa de un accesorio para el teléfono móvil que casi todos llevamos encima.

Y es que Bradley iba escuchando música en su moto, con los auriculares de su iPhone bajo el casco. Mientras saltaba con su moto por las rampas de tierra del patio trasero de su granja, aterrizó uno de los saltos de forma extraña y se le atascó el acelerador. La moto se le descontroló y se estrelló contra una verja de alambre de espino. El impacto le rompió el tobillo y le abrió una raja en el estómago.

Pero lo que más daño le hizo fueron los auriculares: su cabeza atravesó la verja y tiraron de los cables de los auriculares, que al estar dentro del casco se atascaron e hicieron una especie de "efecto guillotina" que casi decapita a Bradley. El cable es de bronce por dentro, y es tan resistente que por poco no alcanzó la tráquea del adolescente. Sus padres tuvieron que cortarlos y sacárselos de dentro de la garganta mientras esperaban al helicóptero que lo trasladó al hospital.

Su madre declaró que Bradly era un piloto muy habilidoso que siempre tomaba las precauciones pertinentes, pero que no tenía ni idea de que escuchar música con auriculares podría ser así de peligroso. Por eso espera que el accidente de su hijo tenga un lado positivo y sirva de advertencia para todos los motoristas que escuchen su historia: "No lleves auriculares con cables bajo un casco de moto, ya que puede resultar mortal", advierte.

Bradly se ha sometido a dos operaciones y le pusieron puntos de sutura en la garganta, pero se recupera favorablemente. Con un poco de suerte, en unos meses estará en plena forma de nuevo. Para todos los motociclistas y amigos de motociclistas: mucho ojo con usar auriculares, ya que no solo no te dejan escuchar los posibles peligros a tu alrededor, sino que pueden tener fatales consecuencias que casi nadie conoce.

Créditos:

dailymail

Comentarios

Más de Nolocreo