Mujer descubre que tiene cáncer gracias al bolso que le regaló su esposo

Para la mayoría de las personas que tienen una relación amorosa, dar regalos no es nada fuera de lo común. No tiene que ser algo elegante. Incluso un gesto pequeño, pero atento, puede servir para demostrarle al otro que lo apreciamos, y traer un poco de alegría a su vida cotidiana.

Jade Lagden, de la ciudad inglesa de Chessington, es maestra de primaria y madre de un niño de 11 años. Y estaba emocionada cuando su novio Tony la sorprendió con un nuevo bolso de diseñador.

Era tan práctico y se veía tan bien que comenzó a llevarlo a todas partes. No tenía ni idea de que este mismo bolso acabaría enviándola al médico antes de que fuera demasiado tarde.

Inmediatamente comenzó a sentir dolor en su hombro, en el mismo lado en el que siempre llevaba el nuevo bolso. El dolor se le disparó al cuello. Ella asumió que el bolso era el culpable.

¿Dejar de usarlo tanto? De acuerdo. Sacar algunas cosas... Sí, eso también. Pero nada ayudó.

Seis semanas más tarde el dolor había empeorado continuamente y decidió ir al médico. Tal vez el bolso le había provocado un esguince. Sin embargo, una tomografía computarizada mostró que el dolor terrible en su hombro se debía no solo al bolso, sino a otra cosa también.

Jade tuvo un diagnóstico sorprendente: a los 29 años, tenía cáncer de mama. Ya había hecho metástasis en su hígado y ganglios linfáticos. El dolor en su hombro provenía de un nervio que conecta el hígado con la garganta.

En realidad, no era la primera vez que Jade tenía cáncer. Ella ya había padecido la enfermedad en 2013 y lo había superado con la ayuda de la radiación y la quimioterapia; o al menos eso pensaba. Incluso se había hecho una mastectomía y se había puesto implantes.

Pero la brutal cirugía, además de las otras terapias, no había sido suficiente. Aparentemente, el cáncer de Jade no puede curarse, pero ella está decidida a frenar su progreso con la quimioterapia y a aprovechar al máximo el tiempo que tiene con su hijo.

Sin el intenso dolor que le producía el bolso, el dolor nunca hubiese sido lo suficientemente angustiante como para que ella fuera a checarlo tan rápido. Y, en consecuencia, el cáncer se habría extendido mucho más. (¿Cuántos de nosotros hacemos también eso? El método de "esperar y ver qué pasa", antes de tratar y checar nuestros dolores).

Así que el bolso literalmente le permitió tener mucho más tiempo para estar con su hijo, sus estudiantes, y para disfrutar de su vida.

Las amigas de Jade, Hannah Forbes y Zoe Corcoran, han comenzado una página de crowdfunding para recaudar dinero para ella: su idea es que, en el tiempo que le queda con su familia, Jade debiera ser capaz de tener tantos momentos maravillosos como sea posible para que su hijo la recuerde. Qué increíble manera de enfrentar esta terrible situación. 

Esta fuerte madre ha expresado su gratitud por todo lo que su familia, amigos - ¡e incluso extraños! - le han dado, y quiere animar a otros a prestar atención a las señales de alerta que sus cuerpos les están enviando. 

Créditos:

dailymail littlethings

Comentarios

Más de Nolocreo