Chico hindú de 23 años, atrapado en el cuerpo de un bebé

Después de un inusual embarazo de diez meses y medio, Manpreet Singh vino al mundo en 1995, en la localidad de Mansa, en la India. Después de su nacimiento no había motivo alguno para sospechar que era distinto de los demás niños. Era un bebé encantador de oscura cabellera.

Sin embargo, a los seis meses el niño dejó de crecer repentinamente. Casi dos décadas más tarde, la estatura de 58 cm y el peso de 7 kg de Manpreets no han variado. El chico de 23 años permanece atrapado en el cuerpo de un bebé. 

Youtube/Barcroft Media

Los médicos sospechan que padece el síndrome de Laron, un raro defecto congénito que provoca una resistencia contra las hormonas del crecimiento. Hasta ahora ha sido incapaz de hablar, caminar o sentarse sin ayuda. Su tía y su marido, con quienes se ha criado, cargan al pequeño en brazos a todos lados. 

"Manpreet se ríe como un bebé y casi nunca se pone triste", relata su tío Karanvir. "Ha aprendido a comunicarse con gestos", añade su tía Lakhwinder. "Saluda a los invitados agitando la mano en el aire y les indica que se sienten". 

Youtube/Barcroft Media

Los invitados son recibidos por Manpreet, cuya rostro parece al mismo tiempo joven y viejo. ¡Es muy extraño! Los devotos hindús que viven en su pueblo lo consideran la reencarnación de un dios. También cuando va por la calle llama continuamente la atención, y hay mucha gente que pide hacerse una foto con él o recibir su bendición.

Youtube/Barcroft Media

Consultar a un médico especialista es algo que la familia no puede permitirse, pero tienen la esperanza de reunir las donaciones necesarias para poder pagar revisiones médicas de calidad. Lo cierto es que Manpreet seguirá padeciendo el síndrome de Laron, ya que hasta la fecha no se ha descubierto la cura. Por otro lado, este defecto congénito no tiene ningún efecto en la esperanza de vida de los afectados. Manpreed alcanzará una edad avanzada en el cuerpo de un bebé. 

Youtube/Barcroft Media

"Hemos aceptado su destino", dice su prima más pequeña. "Estamos contentos de tenerlos con nosotros. Su serenidad tiene a todos encantados. Amamos a este cielito por encima de todo". 

En este reportaje (en inglés) puedes ver la historia de Manpreet:

Con sus 58 cm de estatura, Manpreet Sing pertenece a los hombres más pequeños del mundo. Un personaje que se vuelve más especial día a día. Su alegría de vivir contagia a todos los que lo rodean. 

Créditos:

Daily Mail 

Comentarios

Más de Nolocreo