Esta lista te ayuda a reconocer picaduras de garrapatas, avispas y otros insectos

Cuando las temperaturas suben en verano y las plantas florean en todo su esplendor, no solo los hambrientos de sol salen a disfrutar del buen clima, sino también los insectos más pequeños, que se vuelven muy activos.

De pronto, oyes un zumbido o sientes algo muy cerca de ti. Ya sea una abeja en una canasta de pícnic, hormigas en los zapatos o mosquitos en el lago, los insectos acechan por todas partes. Puede ser peligroso si eres alérgico a las mordeduras de avispa u otros insectos. 

 
 
 
 

Ein Beitrag geteilt von Alessia Rufino (@alessia_rufino) am

Pero incluso para quienes no son alérgicos al veneno de los insectos, las pequeñas heridas pueden volverse molestas, incluso dolorosas. Por ello, es muy conveniente saber cómo identificar las picaduras de los insectos. Es importante tratar la picadura o la mordedura correctamente. La siguiente lista presenta las picaduras y mordeduras más comunes de insectos y explica los riesgos involucrados y cuándo consultar a un médico.

1. Garrapatas

 

Ein Beitrag geteilt von Belayamei (@belayamei) am

Se puede reconocer una picadura de garrapata porque poco después se forma una mancha roja en el área afectada. Las garrapatas muerden a sus "víctimas" y les chupan la sangre hasta que se arrancan o se caen después de haber bebido suficiente sangre.

Lo peligroso de esto es que las garrapatas pueden transmitir hasta 50 enfermedades, como la de Lyme o los patógenos que causan la meningitis. Por lo tanto, después de extraer la garrapata, uno debe mantener revisar la herida e ir al médico si esta no desaparece después de unos días, sino que forma lo que se conoce como un rojo errante.

Se trata una gran mancha roja, a veces hinchada, alrededor de la herida de la mordedura. Sin embargo, según la Sociedad Alemana de la Enfermedad de Lyme, este síntoma solo se presenta en dos tercios de las personas mordidas. Por lo tanto, otros signos como dolores de cabeza, náuseas y dolor articular deben tomarse en serio y consultarse a un médico.

2. Tábanos

 

Ein Beitrag geteilt von coachjimmie81 (@dajoka81) am

Por lo general, los tábanos o tabánidos solo se identifican como tales cuando ya es demasiado tarde, ya que se parecen mucho a sus parientes inofensivos, las moscas. Desafortunadamente, a diferencia de estos, pueden picar y chupar sangre. En la mayoría de los casos, afectan al ganado más que a los seres humanos. Si lo hacen, pueden transmitir enfermedades como la tularemia y el ántrax. La picadura de tábano provoca piel enrojecida alrededor de la herida, que luego se vuelve una gran mancha y causa comezón.

3. Avispas

Después de que una avispa entierra su aguijón en un humano, el área afectada comienza a enrojecerse e hincharse. El dolor y el ardor se acompañan de una picazón severa e incluso puede causar sangrado de la herida. Las personas alérgicas deben usar su equipo de emergencia inmediatamente o acudir al médico, ya que existe el riesgo de un shock anafiláctico. Si estás seguro de que no eres alérgico, aplica un poco de hielo a la piel afectada y espera a que la hinchazón disminuya. No hay riesgo de infección con una picadura de avispa.

4. Chinches

pin1

En principio, las picaduras de chinches son similares a las de mosquitos o pulgas. Algunas veces también provocan una reacción alérgica de la piel. Para excluir las otras causas, se debe observar de cerca la piel. Las chinches dejan varias marcas de mordeduras en la misma área, que corren a lo largo de la piel como pequeñas "calles". Si estos rastros aparecen por la mañana, es muy probable que se trate de estos insectos, ya que "salen a cazar" por la noche.

5. Hormigas

 

Ein Beitrag geteilt von Ryley B (@rab_life_) am

Las picaduras de hormigas son muy desagradables, pero en la mayoría de los casos inofensivas. Normalmente la irritación cutánea se torna de color rosa y produce la sensación de que se ha vertido agua hirviendo en la zona afectada. Por otro lado, la mordedura de una hormiga de fuego puede desencadenar un choque alérgico. Pero no te preocupes, porque esta especie solo se encuentra en algunas partes de los EE.UU., en Australia y algunos países asiáticos.

6. Mosquitos

Los mosquitos también están muy interesados en la sangre de los seres humanos y pican en zonas especialmente sensibles, es decir, donde la piel es más fina. Durante la picadura, inyectan su saliva en la herida para diluir la sangre. Como resultado, la mancha se vuelve roja, pica y a veces se inflama.

En casi todo el mundo, las picaduras de mosquitos domésticos son inofensivas, pero existe el riesgo de infección por enfermedades, especialmente en los países cálidos y húmedos. Pero si vas a viajar a países donde el dengue y la malaria están muy extendidos, lo mejor es informarse sobre las posibles vacunas o medidas de protección antes de partir.

7. Abejas

Al igual que con la picadura de avispa, se forma una mancha roja que duele y pica. En primer lugar, es importante eliminar la picadura de la abeja. A diferencia de las avispas, estos insectos rayados solo pueden picar una vez y pierden su aguijón antes de morir. Además, se deben tomar medidas inmediatas si la persona afectada reacciona alérgicamente a este tipo de picaduras, ya que pueden presentarse problemas respiratorios.

8. Pulgas

Usualmente, las pulgas saltan sobre sus víctimas en la noche y las muerden varias veces. Se distinguen de las picaduras de mosquitos por aparecer de forma múltiple en una sola área. Las picaduras de pulgas son mucho más dolorosas que las de los mosquitos comunes. Las pulgas deben tratarse con extrema precaución, ya que a menudo sirven como huéspedes intermedios de las tenias (parásitos intestinales) y pueden transmitir enfermedades infecciosas como la fiebre maculosa. Por esta razón, es mejor que te hagas un análisis de sangre después de la mordedura.

9. Avispones

Las picaduras de avispones son similares a las de avispas y abejas: aquí también el área afectada se enrojece y se hincha. Contrariamente a la creencia generalizada, la picadura de un avispón es menos peligrosa que la de una avispa. Aunque su tamaño hace que libere más veneno a través de su picadura, es menos agresivo que el de una abeja, por ejemplo.

Después de que te pique un avispón, debes observar continuamente la herida y otros síntomas. Si tienes escalofrío y los labios morados, debes ir al médico. Incluso si uno no es alérgico al veneno del avispón, en casos aislados pueden presentarse dificultades respiratorias. 

10. Piojos

Si notas pequeñas picaduras en la cabeza u otras partes con vello del cuerpo, es posible que tengas piojos. Generalmente, las mordeduras se producen a pocos centímetros de distancia entre sí y la piel parece como si tuviera pequeñas perforaciones. Además, se siente una fuerte picazón.

Los piojos pueden transmitir enfermedades como la fiebre de de las trincheras o la fiebre tifoidea a través de sus picaduras. Incluso si eliminas los piojos rápidamente con un champú especial, es aconsejable que un médico te examine para descartar infecciones.

En general, las picaduras de insectos no deben tomarse a la ligera. Es muy conveniente identificar las picaduras con suficiente rapidez y tomar las medidas adecuadas en caso de emergencia. No dejes que tu viaje al campo acabe en un mal recuerdo.   

Créditos:

Brightside, dak, floh-befall

Comentarios

Más de Nolocreo